DENUNCIAN DAÑOS CON GLIFOSATO

DENUNCIAN DAÑOS CON GLIFOSATO

El presidente de la Asociación de Juntas de Acción Comunal del corregimiento La Gabarra, de Tibú, Rafael Arciniegas, denunció ayer que las fumigaciones con glifosato, que esta semana realizó la Policía Antinarcóticos en El Catatumbo, habrían afectado el acueducto del pueblo y cientos de hectáreas de cultivos de pancoger.

07 de junio 2002 , 12:00 a. m.

El presidente de la Asociación de Juntas de Acción Comunal del corregimiento La Gabarra, de Tibú, Rafael Arciniegas, denunció ayer que las fumigaciones con glifosato, que esta semana realizó la Policía Antinarcóticos en El Catatumbo, habrían afectado el acueducto del pueblo y cientos de hectáreas de cultivos de pancoger.

"Esto es muy grave porque ya se empezó a jugar con la salud de la gente", dijo el líder, al advertir que las nacientes de agua de las dos bocatomas que surten a los 4 mil habitantes, de 10 barrios del pueblo, fueron alcanzadas por el veneno, que desde el lunes empezó a ser rociado por una flotilla de 7 avionetas, escoltadas por 14 helicópteros artillados.

En la zona hay 25 mil hectáreas de hoja de coca en las que trabajan más de cuatro mil personas.

Desde ese día empezaron a llegar campesinos al puesto de salud del corregimiento con dolores de cabeza, mareos, dolores de estómago y picazón en el cuerpo, ocasionados por los efectos del veneno que emanan las avionetas , dijo Arciniegas.

Ante la corregidora, Marta Galvis Herrera, varios campesinos que administran fincas en la región advirtieron que el químico utilizado por la Policía es más potente que el de la fumigación del año pasado. "La gente asegura que el líquido también les afecta el plátano y la yuca con la cual se alimentan sus familias", dijo.

El gobernador de Norte de Santander, Juan Alcides Santaella, hizo un llamado a los encargados de fumigar para que no lo hagan cerca a las nacientes de los ríos con el fin de evitar afecciones en la salud de los pobladores. Santaella invitó a denunciar los daños que generen en el agua que se consume.

El subcomandante de la Policía del departamento, coronel Luis Hernando Ramírez Mendoza, aseguró que la entidad no conoce ninguna denuncia relacionada con contaminación del agua.

No sabemos nada de ese tema. Además, las fumigaciones están autorizadas por el Ministerio del Medio Ambiente y son varias las autoridades las que vigilan que no se afecte a las personas , dijo el oficial. La meta de la Policía es erradicar 12 mil hectáreas de hoja de coca.

Aunque autoridades de la zona descartan por ahora una eventual marcha campesina, más de 60 labriegos, provenientes de las 63 veredas del corregimiento, fueron el martes a La Gabarra a anunciar que más de 2.000 familias campesinas emprenderían una manifestación hacia Tibú o Cúcuta, si no se frena el daño a los cultivos lícitos.

A pesar de que ayer no se fumigó, campesinos aseguran que el olor a químicos se respira en el ambiente y que esperan conformar una comisión para hablar la próxima semana con el gobierno departamental, que insiste en que ni siquiera le avisaron que habían empezado a fumigar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.