ATAQUES DIARIOS A PARADEROS

ATAQUES DIARIOS A PARADEROS

El paradero de la carrera 10a. con calle 11 lleva a cuestas una maldición. En seis meses, seis veces ha tenido que ser reparado, modificado o totalmente cambiado.

03 de septiembre 2002 , 12:00 a.m.

El paradero de la carrera 10a. con calle 11 lleva a cuestas una maldición. En seis meses, seis veces ha tenido que ser reparado, modificado o totalmente cambiado.

Hace tan solo unas semanas fue arreglado nuevamente, pero al tercer día ya estaba desecho, como si un huracán lo hubiera convertido en una masa de aceros retorcidos. Es como si alguien no lo quisiera ver en buen estado.

Pero no es el único. En toda la avenida Primero de Mayo, desde la falda de los cerros orientales hasta el suroccidente, hay 105 paraderos, de los cuales no hay uno solo que esté en buen estado.

Los daños van desde inscripciones con pintura, pasan por el daño de las sillas y llegan hasta el desmonte de los soportes publicitarios, incluyendo rotura de vidrios y de los temporizadores que regulan el encendido de las bombillas automáticamente.

Esperanza Corredor, una vendedora ambulante que trabaja cerca del cruce de la Primero de Mayo con la carrera 11, está segura que no valen los esfuerzos por repararlos. Esta plaga es como langostas. Gaminería que no deja nada bueno dice como si el daño se lo hubieran hecho a ella misma . Ñeramenta que no tiene nada que hacer y por eso se tiran todo .

Una banda, que integraban tres hermanos, fue capturada y sindicada de atentar contra estos espacios. Hasta uniformes oficiales empleaban para saquear los paraderos. Sin embargo, la banda solo estuvo detenida 72 horas. Y cuando no son bandas organizadas, son indigentes que se roban algunas piezas para revenderlas en la llamada calle del Cartucho.

En Bogotá existen 1.113 paraderos que han sido colocados en el último año por Eunalco, empresa con la que la Defensoría del Espacio Público firmó un contrato de concesión para instalar, mantener y explotar comercialmente este mobiliario.

Del total de paraderos hay dañados 170 (el 15 por ciento), básicamente por la acción de vándalos. Según las estadísticas, están dañando cinco paraderos cada día.

El Distrito no invierte un solo peso en instalación o arreglos, pues la empresa recibe las ganancias de la publicidad que se pone en las caras internas y externas. Según el contrato, la compañía le gira a la ciudad más de 1.250 millones de pesos anuales por esa explotación y le asegura el 5 por ciento del total de espacios para publicidad institucional.

Al cabo de 12 años el Distrito quedará como dueño del mobiliario, si para esa época hay alguno en pie.

Desequilibrio.

Diana Margarita Beltrán, defensora del Espacio Público, asegura que el cuidado de los paraderos es un tema de corresponsabilidad ciudadana.

Necesitamos más colaboración para que se denuncien a las personas que cometen estos daños- dice Beltrán- . Sabemos que entre más se use el mobiliario más sentido de apropiación genera .

Y ese es precisamente otro problema, pues no solo dañan los paraderos, el asunto es que muy pocos ciudadanos los utilizan.

Darío Ferrel, representante de Eunalco, manifiesta que este año ya se superó el presupuesto destinado a la reparación de estructuras. Dentro del contrato se había estimado un monto por daños eventuales. Sin embargo, a estas alturas, ya se han invertido 390 millones de pesos en reposiciones.

Alejandro Esquivel, empleado de Eunalco que trabaja reparando estructuras en toda la ciudad, cuenta que hay corredores más afectados que otros. Además de la Primero de Mayo, la carrera 10a., la 32 sur y la calle 6a., figuran entre las vías en las que más daños se presentan.

Según el contratista, si al asunto no se le busca solución, en poco tiempo podría afectar el equilibrio económico del negocio.

Es muy complicado que luchemos reponiendo avisos publicitarios en zonas donde al día siguiente se vuelven a robar los dispositivos eléctricos- dice Ferrel-. Los paraderos los podemos dejar allí, pero nosotros también debemos responderles a las empresas que buscan promoción. Esperamos estudiar esta situación con el Distrito .

Para promocionar el buen uso de estas estructuras, en los próximos días comenzará una campaña ciudadana que se denomina Gózate la ciudad, gózate tu casa , que busca hacer énfasis en el cuidado y protección de este mobiliario urbano.

FOTO.

HASTA DISPAROS HAN recibido los paraderos, como lo muestra esta foto tomada en la avenida Primero de Mayo con calle 41B.

John Wilson Vizcaino / EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.