DOS GRANDES EN APUROS

DOS GRANDES EN APUROS

Ayer en Busan, Francia -como campeón mundial- tenía la urgencia de ganarle a Uruguay. Y fue, en el inicio del partido, un equipo agresivo en la recuperación de la pelota pero sin la magia necesaria en el manejo de la misma. Tanto, que fue repetitivo en sus centros al área.

07 de junio 2002 , 12:00 a. m.

Ayer en Busan, Francia -como campeón mundial- tenía la urgencia de ganarle a Uruguay. Y fue, en el inicio del partido, un equipo agresivo en la recuperación de la pelota pero sin la magia necesaria en el manejo de la misma. Tanto, que fue repetitivo en sus centros al área.

Uruguay hizo un planteamiento interesante. Con cinco hombres atrás, redujo los espacios y realizó un insinuante trabajo de contragolpe que, a no ser por la falta de puntería o por el egoísmo de Alvaro Recoba, le hubiera dado una mejor suerte. En Francia, la expulsión de Thierry Henry determinaba un cambio de actitud y de estrategia que no ocurrió porque David Trezeguet parecía un llanero solitario.

Francia no sumó mucha gente en ataque. Su número 10 , Johan Micoud, no supo cambiar su funcionamiento para asociarse más con Trezeguet, y pasó desapercibido. La inclusión de Djibril Cissé me lució tardía porque cuando él está en la cancha, Francia tiene alternativas, pasa por los costados, genera situaciones de gol que, sin embargo, no concluye.

En síntesis, me parece que dos campeones mundiales están en apuros. Al borde de la eliminación, en parte por culpa de la Zidanedependencia en Francia y por la falta de ambición de Uruguay. Francia necesita un director de orquesta. No lo fue Youri Djorkaeff ni lo fue Micoud y esa es una necesidad que debería asumir el grupo, pero el colectivo, en Francia, solo conoce una vía: el pelotazo o el centro de costado. Eso hace anunciado su fútbol y fácil de contrarrestar.

A Uruguay se le acabó el tiempo para una mejor propuesta. Es imposible cambiar en tres días su estilo, pero para clasificar debería apostarle más al talento que tiene sentado (Federico Magallanes y otros...). Este Uruguay, a su estilo clásico, debe agregarle atacar con la pelota y con los que saben con ella. Ahora, eso es indispensable.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.