EDUCADORES, EN DESOBEDIENCIA CIVIL

EDUCADORES, EN DESOBEDIENCIA CIVIL

Mientras los profesores de 23 universidades estatales continúan en cese de actividades para protestar por el cambió de su régimen laboral, educadores de instituciones privadas y oficiales acordaron desacatar el decreto 230 que modifica la forma de evaluar a 10 millones de estudiantes de primaria y secundaria.

01 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

Mientras los profesores de 23 universidades estatales continúan en cese de actividades para protestar por el cambió de su régimen laboral, educadores de instituciones privadas y oficiales acordaron desacatar el decreto 230 que modifica la forma de evaluar a 10 millones de estudiantes de primaria y secundaria.

Según la hermana Blanca Castro, presidenta de Confederación Nacional Católica de Educación (Conaced), los colegios privados y los docentes oficiales no aplicarán el decreto 230, pues están convencidos de que se trata de un monumento a la ley del menor esfuerzo, que eclipsa el deber y privilegia el derecho .

Junto con los docentes agrupados en Fecode, las agremiaciones de colegios privados del país fundamentan su actitud en el artículo 4 de la Constitución Nacional, que establece que en caso de incompatibilidad entre una norma y la Carta Política, se aplican las disposiciones constitucionales.

La ministra encargada de Educación, Margarita Peña, señaló que lamentaba la posición de los colegios y los maestros ( deja un mal sabor en la boca ) y que esa cartera no derogará el decreto pues hay instancias competentes que determinan la constitucionalidad de las normas.

Las asociaciones que representan a profesores y a directivos de colegios afirman que el decreto 230, al fijar que solo el 5 por ciento de los alumnos de un grado pueden perder el curso, está violando el artículo 27 de la Constitución, que garantiza las libertades de enseñanza, de aprendizaje y cátedra. Por eso consideran demandar el decreto ante el Consejo de Estado.

Además, de acuerdo con Yaneth Castillo, presidenta de la Confederación Nacional de Asociaciones de Rectores y Colegios Privados (Andercop), el decreto demerita las áreas diferentes a matemáticas y lenguaje, en cuanto la pérdida de cualquiera de esas dos puede significar la pérdida del año escolar, mientras no ocurre lo mismo si se pierde una de las otras materias de un curso.

Para José Fernando Ocampo, representante de la Federación Colombiana de Educadores (Fecode), la norma cuestionada puede generar un problema de disciplina en las instituciones oficiales, debido a que limitar el número de estudiantes que puede repetir, es una invitación a no estudiar.

Por su parte, el presidente de la Federación Nacional de Profesores Universitarios, Fabio Lozano, indicó que veía con buenos ojos la resolución de la rectoría de la Universidad Nacional que establece que los profesores de esa institución contratados antes de la expedición del decreto 2912, no se someterán a esa norma, que cambia su régimen salarial de los profesores de universidades estatales.

Lozano planteó que el balón está en la cancha del Ministerio pues seguimos pidiendo una interlocución directa con el titular de la cartera de Educación.

FOTO/Juan Herrera EL TIEMPO.

Unidos para protestar por el decreto 230, Yaneth Castillo, presidenta de Andercop; Blanca Castro, presidenta de Conaced: José Fernando Ocampo, de Fecode; y Miriam Puerta, de Conep.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.