RAZÓN A MEDIAS

Después de los primeros 10 días de este Mundial, creo que el Bolillo en algo tenía razón al insistir en que fue a esta Copa con Ecuador a aprender . Y digo en algo, porque son muchos los equipos que tienen que cambiar su manera de pensar, actuar y jugar en un Mundial.

09 de junio 2002 , 12:00 a. m.

Después de los primeros 10 días de este Mundial, creo que el Bolillo en algo tenía razón al insistir en que fue a esta Copa con Ecuador a aprender . Y digo en algo, porque son muchos los equipos que tienen que cambiar su manera de pensar, actuar y jugar en un Mundial.

Argentina, por ejemplo, no ha sabido superar su inigualable ego. El primer partido lo jugó muy regular y le ganó a Nigeria. El segundo lo perdió porque se creyó el cuento de que era más que Inglaterra, aun si haber jugado. Hoy, por soberbia y arrogante, está en problemas.

Paraguay es un poco de lo mismo. Alimentada por la grosería de un dinosaurio como José Luis Chilavert; que ya no tapa, no tuvo la serenidad para mantener dos resultados a favor. Con Suráfrica ganaba fácil, pero se echó atrás. Con España, también ganaba, pero entre muchos otros errores, Chilavert, su héroe, se encargó de dañarles la jornada. Hoy, como Argentina, ve muy comprometido su paso a la siguiente ronda.

Uruguay salva un poco el honor. Un buen partido con Francia, y que tal vez mereció ganar, es digno desde cualquier punto de vista. Lástima que no tuvo la misma actitud con Dinamarca, que de contundente tiene poco. También, como sus vecinos, está en problemas.

Brasil gana, pero no es gran cosa. Tendrá, eso sí, que mejorar para lo que viene. Tendrá, entre otras cosas, que corregir de algún modo su defensa de gelatina y las payasadas de Rivaldo.

De Ecuador sigo pensando lo mismo, así no sepa el resultado con México. Es uno de los equipos más flojos del Mundial y su técnico, un hombre que bien hace lo que puede. Pero al que lo desvelan las disculpas. Tan frecuentes, comunes y permitidas entre los nuestros.

Veo a Paraguay y a Ecuador eliminados. A Argentina aún le tengo fe, así no la merezca. Brasil, por fortuna, vive, Y Uruguay agoniza. Mal, en fin, por Suramérica.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.