EL AGUA LLEGÓ HASTA EL SEGUNDO PISO

EL AGUA LLEGÓ HASTA EL SEGUNDO PISO

El aguacero de la madrugada de ayer fue para Gloria María Rodríguez como un mal aviso. Despertó inquieta a su esposo y a sus tres pequeños hijos para que empacaran en talegos plásticos algo de mercado y de ropa rápidamente.

10 de junio 2002 , 12:00 a. m.

El aguacero de la madrugada de ayer fue para Gloria María Rodríguez como un mal aviso. Despertó inquieta a su esposo y a sus tres pequeños hijos para que empacaran en talegos plásticos algo de mercado y de ropa rápidamente.

Ella tenía una corazonada: si seguía lloviendo y era cierto que el río Tunjuelo estaba crecido como lo había oído dos días antes en la radio, la pieza donde vive con su familia en arriendo, en el barrio Tunjuelito, en el sur de la ciudad, se inundaría en cualquier momento.

Y el presentimiento se cumplió. Antes de que amaneciera, el río Tunjuelo se salió de madre y su caudal se coló por debajo de la puerta de la habitación de María, se extendió por el primer piso de la construcción y de las otras primeras plantas de más de un centenar de viviendas del barrio Tunjuelito.

El agua ascendió más de metro y medio y a algunos de los damnificados les llegó hasta los hombros. María alcanzó a subir a la azotea la ropa, la comida empaquetada y el colchón enrollado. Igual sucedió con otros vecinos. Pero la mayoría de afectados que ocupaban los primeros pisos de las edificaciones, lo perdieron casi todo. El agua les tapó sus pertenencias y les sepultó años de esfuerzo y trabajo.

Se salvaron los enseres de los residentes en los segundos pisos de las viviendas. Pero ellos quedaron ahí atrapados, asomados en las ventanas, uno a la espera de que los rescataran. Otros no. Si uno se descuida, así esté la casa inundada, se meten y lo roban a uno , dijo Jorge Ramírez, uno de los damnificados de Tunjuelito.

Hacia las 7 de la mañana, las aguas del Tunjuelo que estaban desbocadas, enlodadas, amarillentas, cargadas de rastrojo, palos y basura anegaban inclementes 420 predios habitados por 3.000 personas de los barrios Tunjuelito, San Benito y una parte del Abraham Lincoln y Nuevo Muzú.

No nos avisaron a tiempo de la inundación. Los policías bachilleres pasaron con los pitos y pidieron que evacuáramos solo hacia las siete de la mañana, cuando el agua ya la teníamos casi al cuello , se quejó Rafael Pérez, un damnificado.

Hacia las 9 de la mañana, más de 200 personas entre Policía Nacional, Defensa Civil, Cruz Roja, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB), el Cuerpo de Bomberos y el Departamento de Prevención y Desastres (Depae) iniciaron el rescate de los damnificados y el drenaje de las aguas del río.

Llegaron con cinco botes, dos excavadoras para evacuar a las familias, principalmente niños y adultos. Seis personas que sufrieron de hipotermia y una de un preinfarto, fueron trasladadas a los hospitales del sur. Al cierre de esta edición, se habían trasladado 48 personas a albergues, entre ellos 35 niños, informó el director del Depae, Richard Vargas.

La secretaria de Gobierno de Bogotá, Soraya Montoya, agregó que el sur de la ciudad, continúa en alerta roja. Así mismo, el gerente operativo del Acueducto, Pablo Velasco, esperaba que con seis motobombas se drenaran las aguas y hacia la media noche se hubiera controlado la inundación.

Gloria María dejó la pieza inundada y se trasladó con su familia a la casa de su madre que vive en el barrio San Carlos, cerca de la zona inundada.

LA EMERGENCIA EN CIFRAS.

- La inundación comenzó con el rebosamiento del embalse La Regadera.

- El desbordamiento del río Tunjuelo inundó 420 predios ubicados en 18 manzanas de los barrios Tunjuelito, San Benito, Abraham Lincoln.

- 3.000 personas resultaron damnificadas por las inundaciones, unas mil familias.

- 48 personas tuvieron que ser trasladadas a albergues, entre ellos 35 niños.

- La zona continúa en estado de alerta roja. Se mantiene en alerta amarilla el sector de Bosa, suroccidente de la ciudad.

Fotos John Wilson Vizcaíno / EL TIEMPO.

- Panorámica del estado en que quedaron las vías del barrio Tunjuelito. Los damnificados tuvieron que ser rescatados en botes.

- Los niños fueron los primeros rescatados y 35 quedaron en albergues.

- Fue necesario utilizar grúas especiales para llegar hasta las segundas plantas de las viviendas de los afectados.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.