DIM: AMENAZA QUE INQUIETA

DIM: AMENAZA QUE INQUIETA

Independiente Medellín es un caso sui generis: paga por nómina a cuatro técnicos, pero solo dos operan... Jaime Rodríguez fue licenciado a finales de temporada, pero cobra su contrato hasta el 31 de diciembre de 1992. Julio Avelino Comesaña fue despedido hace quince días, pero igual mantiene su sueldo hasta finales de año. Y ahora fueron llamados los Gallego, Hugo y Nelson, para iniciar lo que ya parece más un desgaste que una verdadera intención directiva.

14 de junio 1992 , 12:00 a.m.

Existe realmente una organización en el Independiente Medellín? Jaime Rodríguez que formó una base de elementos jóvenes, se aprestaba a cobrar sus frutos en 1992. Y fue licenciado. Los directivos repatriaron a Perea y Gómez, reforzaron con Carlos Valderrama y Jairo Calanche Sulbarán, para armar una escuadra de primerísima línea bajo las órdenes de Julio Avelino Comesaña.

Cuando se diagramaba esa ilusión por el reintegro de Botero, Pelusa Pérez, Gómez, Carlos Alvarez, Carlos Castro, León Atehortúa, Calanche, Carlos Ignacio Vélez y Henry Zambrano, lesionados en seguidilla, además de la vinculación de Fernando Alvez, Comesaña es marginado de la institución.

La situación del equipo no puede seguir así. Lo mejor es cambiar de técnico , fue la razón esgrimida por la junta directiva. El conjunto se movía entre la incertidumbre por la falta de resultados y las constantes amenazas de una hinchada que en épocas recientes obligó también a la salida del presidente Antonio Meza Escobar.

Está Medellín para ser campeón? Alvez, Perea, Gómez, Valderrama, Jara, Arango, aportan la experiencia para un grupo de jóvenes que ya tiene pasos de animal grande y de proyección como Pareja, Pérez, Zambrano, Calanche, Castro... Pero no para disputar título. El campeonato es muy largo y se necesitan refuerzos. La prueba se acaba de vivir: hubo lesiones y el bajón fue muy evidente.

Medellín debe pensar en darle continuidad al técnico porque de lo contrario se repetirá la historia. En las divisiones inferiores existe un buen material, pero que se puede desperdiciar en medio de esa angustia por el resultado , dijo Comesaña.

De hecho, el conjunto rojo ha sido cuna de estrellas: Higuita, Perea, Herrera, Villa, Gómez, Leonel, en recientes épocas. Y los de ahora Pareja, Pérez, Castro, Sierra, Alvarez, Botero. Ahora, se reniega de esa condición.

El problema también es de las barras. Nadie los entiende. Uno no sabe si las amenazas son serias, pero se empieza a prevenir, a mirar a todas partes cuando va por la calle. Se debe entender que el fútbol es una recreación .

Nadie se atreve a pensar que asusta el síndrome del descenso. Medellín es una institución que terminó 1991 con un superávit de $ 27 millones.

Comesaña coloca el punto final: La prensa cumple una función importante, pero a veces se vuelve en presión para jugadores y cuerpo técnico. Cuando se acude a las prácticas y viven de cerca los inconvenientes, el comentario es mesurado. No es lo mismo para aquellos que solo ven el equipo cada ocho días y terminan inclinados por el puro resultado .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.