CAE RESTRICCIÓN A PARRILLEROS

CAE RESTRICCIÓN A PARRILLEROS

Los motociclistas de Cali pusieron a marchar sus tutelas. El Juzgado 23 Penal Municipal de la capital vallecaucana le ordenó al alcalde John Maro Rodríguez que en 48 horas levante las restricciones al tránsito de conductores y pasajeros de esos vehículos, sin importar su cilindraje.

04 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

Los motociclistas de Cali pusieron a marchar sus tutelas. El Juzgado 23 Penal Municipal de la capital vallecaucana le ordenó al alcalde John Maro Rodríguez que en 48 horas levante las restricciones al tránsito de conductores y pasajeros de esos vehículos, sin importar su cilindraje.

La sentencia anota que el terrorismo llega en carros, aviones, burros o hasta personas bomba.

La decisión fue apelada por la administración, que se fundamenta en la prevención de alteraciones del orden público y la reducción de muertes y lesionados. Desde el pasado gobierno se restringieron los parrilleros varones de más de 14 años. Contra esa medida no prosperaron acciones judiciales.

A fines de enero el alcalde Rodríguez prohibió el tránsito de parrilleros, sin importar sexo ni edad. El primero de febrero un grupo de motocicletas protestó por las calles céntricas.

Tres días después, mediante el decreto 048, el mandatario anunció que se permitiría movilizar a mujeres y menores de 14 años en motos de no más de 100 centímetros cúbicos. Se prohibió tanquear después de las 8:00 p.m. y transitar entre las 11:00 p.m. y 5:00 a.m.

Pero el abogado Pablo Ernesto Marmolejo pidió proteger el derecho de libre locomoción. Así mismo, de los derechos a la recreación y goce de un bien; al buen nombre; al trabajo; y a la paz porque las personas los señalan como perros furiosos .

El juez Judas Jairo Evelio Santa considera que se debe tutelar la libre locomoción porque debe entenderse que la Ley constitucional prevalece sobre cualquier ley .

La abogada Consuelo Gutiérrez, a nombre del municipio, impugnó la sentencia fundamentada en el artículo 2 de la Constitución, según el cual, las autoridades están instituidas para proteger la vida, honra, bienes, creencias y demás derechos y libertades.

Hace referencia a una sentencia de tutela del Consejo de Estado de agosto de 1996, que señala como no se discute de manera alguna que tanto el derecho a la vida como el de libertad y locomoción son derechos fundamentales, lo cierto es que si no hay vida no hay lugar a dar aplicación a ningún otro derecho .

El abogado Marmolejo sostiene que esa tutela se refería a la circulación de menores de edad en Bogotá y no se equipara a este caso.

Fernando Maya, vocero de los motociclistas, dice que a los conductores de esos vehículos les ha tocado cargar con responsabilidades y culpas que son de la autoridad y la sociedad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.