MÁS TRABAS AL COMERCIO

MÁS TRABAS AL COMERCIO

Una nueva preocupación ronda a los comercializadores de productos colombianos en Venezuela, por los anuncios del nuevo ministro de Producción y Comercio, Ramón Rosales, que podrían significar trabas al intercambio comercial.

12 de junio 2002 , 12:00 a. m.

Una nueva preocupación ronda a los comercializadores de productos colombianos en Venezuela, por los anuncios del nuevo ministro de Producción y Comercio, Ramón Rosales, que podrían significar trabas al intercambio comercial.

En sus últimas intervenciones, el funcionario ha insistido en que se tomarán correctivos para evitar que se siga golpeando a sectores como confecciones y textiles.

Además, ha dicho que se mirarán acuerdos internacionales como el G-3, los que se firmaron en el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), e incluso el que rige la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

El ministro Rosales ha aclarado, como lo hizo en su última intervención ante un grupo de diputados en la Asamblea Nacional, que lo que busca es abrir un programa de consultas, para que procesos como el Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (Alca) sean discutidos por un mayor número de personas, y no sigan siendo temas exclusivos de grupos técnicos.

Sobre la CAN, y específicamente sobre Colombia, el funcionario dijo, ante periodistas, que a las decisiones políticas de los presidentes ahora se les buscará una viabilidad técnica para cumplir con el objetivo de ir hacia aranceles más simplificados, sin afectar a las empresas de cada país. No obstante, agregó que si hay intereses que se afectan, pues que hagan lobby .

El director de Proexport en Caracas, Alberto Schlesinger, ve con preocupación la adopción de posibles instrumentos, por parte del gobierno de Venezuela, que afecten el intercambio comercial y particularmente a sectores colombianos que han ganado terreno en este país, como son los de textiles y confecciones.

Para el economista Maxim Ross, uno de los profesionales más destacados de este país, los anuncios que se escuchan de parte del ministro de Producción y Comercio son una gran equivocación, fruto de las políticas equivocadas que ha tomada el gobierno venezolano y que puede afectar ahora a unos empresarios que son generadores de empleo y riqueza.

Ni el G-3, ni los acuerdos de la Comunidad Andina tienen porqué revisarse, lo que debe es crearse mecanismos que faciliten el intercambio y sirvan para generar trabajo , insistió.

EL TIEMPO también le preguntó a Manuel Cova, secretario de la CTV sobre lo que piensa al respecto. Cova dijo que es equivocado pensar que los acuerdos internacionales son malos porqué sí y peor aún pretender aislar a Venezuela del contexto internacional.

Es cierto, agregó, que hay que ayudar a los productores locales, pero es con políticas de producción y productividad y no sacando al país de los acuerdos internacionales, precisamente cuando se impone la globalización.

Se espera que el tema se analice esta semana, si se lleva a cabo una reunión entre la ministra de Comercio Exterior de Colombia, Angela Orozco y el ministro Rosales.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.