SE DESPLUMA FENAVI

SE DESPLUMA FENAVI

La Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi) tiene prevista para mañana una reunión urgente, con el fin de analizar la crisis del sector. Sin embargo, un grupo de productores del centro y sur del país no aguantó más y denunció privilegios y manipulación por parte de los empresarios de Santander, por cuanto -según dicen- los tiene al borde de la quiebra.

05 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

La Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi) tiene prevista para mañana una reunión urgente, con el fin de analizar la crisis del sector. Sin embargo, un grupo de productores del centro y sur del país no aguantó más y denunció privilegios y manipulación por parte de los empresarios de Santander, por cuanto -según dicen- los tiene al borde de la quiebra.

El grupo de empresas que se rebelaron contra Fenavi, y que está encabezado por Aretama, Campeón e Incubacol, señala al gobierno como principal responsable de las condiciones de desigualdad en la cual se encuentran en materia arancelaria y compra de materias primas, pero denunciaron que los santandereanos son los consentidos del gremio.

Indican que en los últimos cinco años las pérdidas del sector llegan a 150.000 millones de pesos y 30.000 puestos de trabajo.

Entre las compañías que se han visto afectadas por esta situación se encuentran Granja Avícola Buenos Aires, Pollos Campeón, Pollos Andino, Pollo Fiesta, Frapichito, Incubacol, Pollos Ricachón, Huevo Soro y Pollos Cacique, Aretama, Pollos Soberano, Carioca y Pollocoa.

El sector avícola mueve anualmente por lo menos 3 billones de pesos, que corresponden a más de 7 millones de huevos y 346 millones de pollos. Campeón, de los 30 millones de pollos mensuales que consume el país, vende 570.000. El primer productor es Mc Pollo de Santander, con alrededor de un millón mensual.

El presidente de Aretama, Carlos López, dijo ayer que nos retiramos de Fenavi porque se volvió una alcahuetería que favorece a los santandereanos. Mientras nosotros tenemos un costo de producción de 2.800 pesos por kilo, los de Bucaramanga venden pollo a 2.500 pesos el kilo .

López dijo que el director ejecutivo de Fenavi, Diego Sierra, está manipulado por los productores de Santander y que el Fondo de Fomento Avícola, que maneja más de 800 millones de pesos, no está cumpliendo los objetivos de investigación, desarrollo y promoción, y se dedicó a hacer política, paseando senadores y asistiendo a reuniones internacionales, mientras los avicultores se están reventando.

Otro gremio.

El presidente de Pollos Campeón, Gabriel Zárate, explicó por su parte que seguirá dando la batalla dentro de Fenavi, pero advirtió que está la alternativa de una nueva agremiación en la Cámara de Alimentos de la Andi.

Zárate comentó además que los santandereanos, por estar cerca de la frontera, tienen la facilidad de traer materias primas por debajo, de hacer contrabando técnico, y con el Plan Vallejo, de traer materias primas sin arancel. Para las exportaciones, los costos así son más baratos.

Frente a los planteamientos de los dos empresarios, el presidente de Fenavi, Diego Sierra, advirtió que lamento que ésta polémica la tenga que contestar primero en un medio impreso, sin que los interlocutores lo hagan en reunión de trabajo .

Sierra, de Fenavi, señaló que no tiene privilegios con ninguna seccional, porque estaría en contra de los principios gremiales, y además hay una junta directiva que lo vigila. Explicó que en los últimos cinco años el mercado ha cambiado y las posiciones también, como es el caso de Santander, que pasó de representar el 16,5 por ciento del pollo nacional al 22 por ciento.

Dos de las compañías antioqueñas de pollo eran hace nueve años séptimo y noveno lugar, y hoy están entre las cinco primeras, y también las empresas de Bogotá han perdido volumen frente a Santander y Antioquia, añadió.

Sobre la politización, indicó que no es verdad y que tampoco ha llevado senadores de paseo, aunque, dijo, me gustaría pasearlos por el país, pues necesitamos acercarnos al Gobierno y a otros entes . El Fondo Avícola está cumpliendo con sus objetivos como lo comprueba un informe de la Contraloría, puntualizó.

Por otra parte, para el presidente de Aretama, los aranceles existentes han sido a todas luces contraproducentes para la producción nacional, aunque en un principio se crearon para protegerla, puesto que lo único que se ha logrado es incrementar los costos de los avicultores que se han traducido en elevados precios al consumidor.

Además, las diferencias arancelarias con los demás países de la Comunidad Andina y en particular con Venezuela y Ecuador, han generado incentivos al contrabando, triangulación comercial y competencia desleal.

Esta coyuntura ha sido puesta en conocimiento del Ministerio de Comercio Exterior desde hace varios años, sin que se haya adoptado alguna medida, o la cartera en mención de una respuesta concreta sobre por qué la situación se mantiene, coincidieron en señalar tanto los rebeldes como el director de Fenavi.

La polémica frente a la crisis del sector coincide con el lanzamiento hoy del Censo Avícola Nacional que harán conjuntamente el Dane y Fenavi.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.