Secciones
Síguenos en:
HAY ATMÓSFERA PARA EL CARBÓN

HAY ATMÓSFERA PARA EL CARBÓN

Un 47 por ciento de la electricidad que hoy consume el planeta se genera con carbón, de acuerdo a estimativos del Banco Mundial. El organismo internacional afirma que el crecimiento de la demanda de energía en los países en desarrollo será de 6,6 por ciento por año durante la presente década.

Durante la pasada década, el 48,8 por ciento del incremento en la generación de electricidad en estos países se hizo con base en el carbón.

Hay casos excepcionales como el de Indonesia, que pasará de 1,3 gigavatios de generación eléctrica con carbón en 1990 a diez gigavatios en el año 2000. México instalará cerca de 7.000 megavatios generados con carbón durante la presente década y los países asiáticos de la Cuenca del Pacífico se estima instalarán 110.000 megavatios hacia el año 2000.

Estas cifras hablan por sí solas del carbón como alternativa energética, pero no ponen de relieve la mayor crítica que se le hace: su poder contaminante.

Sin embargo, existen una serie de tecnologías avanzadas conocidas como clean coal technologies, que permiten quemar carbón con notable reducción de las emisiones de SO2 (anhídrido sulfuroso) y de NOx (óxidos de nitrógeno).

Entre 1970 y 1980, los Estados Unidos, donde estas tecnologías se están empleando, aumentó el consumo de carbón un 80 por ciento. Cada ciudadano de ese país gasta actualmente 19 libras de carbón por día en forma de electricidad.

A los estadounidenses les cuesta unos 300 dólares por kilovatio instalar un sistema de control de emisiones para cumplir con las normas ambientales vigentes relativas a la lluvia ácida .

En la actualidad existen tecnologías que permiten remover azufre y otras impurezas antes de la combustión, por medio de plantas de lavado. También se utilizan medios químicos, como el de agregar sodio o potasio en lechos fundidos, o biológicos, como los microorganismos que comen azufre orgánico , dice Jairo Londoño Arango, presidente de la Federación Nacional de Carboneros (Fedecarbón), que presentará hoy una ponencia sobre el desarrollo de las tecnologías limpias y las emisiones asociadas con la lluvia ácida en la Conferencia Energética de América Latina y el Caribe.

Durante la combustión también puede hacerse limpieza utilizando combustores avanzados. Posteriormente, entran en acción los separadores que ayudan a reducir en forma casi total las emisiones, lo que incrementa la eficiencia de las plantas.

Sobre el tema de la eficiencia, dice Londoño, es importante tener en cuenta que las primeras plantas productoras de energía generada por carbón apenas si aprovechan el 5 por ciento del combustible con que eran alimentadas.

La tecnología que hoy existe se desarrolló en los años 50 y 60 y permite obtener eficiencias cercanas al 35 por ciento. Su capacidad de generación eléctrica creció de 50 kilovatios a 1.200 megavatios durante ese período.

Las nuevas plantas que se construyen con la tecnología del carbón limpio tienen eficiencias del orden de 40 al 45 por ciento, con posibilidades de incrementarse en el futuro. Esto si se utilizan ciclos combinados o sistemas de conversión a líquido o gas del carbón utilizado por ellas. Hay que anotar que los costos de inversión por unidad o por kilovatio instalado son muy similares a los de aquellas que hoy se encuentran disponibles en el mercado , dijo Londoño Arango.

Daño irreversible No obstante el esfuerzo tecnológico del gobierno estadounidense, que le ha implicado un gasto de 100.000 millones de dólares aproximadamente en la sola captura de SO2, las emisiones contaminantes de carbón ascienden actualmente a 20 millones de toneladas en ese país.

Moisé Barchillon y Leopoldo Millán, del Centro de Investigaciones IMPSA de Argentina, argumentan en su exposición Eficiencia de la energía hidráulica y su optimización , para Enerlac 93, que la utilización de los depósitos de carbón de los yacimientos de Estados Unidos y Europa hasta el momento, y de China en el presente y el futuro, significa daño irreversible para nuestra frágil atmósfera.

Parecería que el hombre en algún momento deberá volver sobre sus pasos y disminuir su gula de energía. Esta receta se nos ofrece a los países en desarrollo, a través de fórmulas de retorno a la producción de productos primarios , señalan los expertos.

De todas formas, la convenciencia de desarrollar tecnologías limpias para el manejo del carbón, también son destacadas por algunas cifras sobre los volúmenes de la explotación, personas involucradas en ella e importancia económica.

Para atender la demanda de carbón en Estados Unidos, 115.141 mineros trabajan en 3.273 minas que produjeron 1.018 millones de toneladas cortas en 1990. Generaron más de 20.000 millones de dólares anuales en ventas y 4.000 millones de dólares en divisas.

Según Fedecarbón, en Colombia estas cifras son de 1.290 minas y 22.000 mineros, para un total de 800 millones de dólares en ventas.

Más de las dos terceras partes de recursos fósiles que posee el planeta corresponden al carbón, recurso éste que, a la tasa actual de producción, le alcanzaría a la humanidad para 230 años, mientras que el petróleo y el gas natural apenas si nos durarían para escasos 50 años con los niveles actuales de consumo , dijo Jairo Londoño, presidente de Fedecarbón.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.