LA MICROEMPRESA

Hacer empresa es un reto difícil pero no imposible, más si se piensa en los enormes placeres que el lograrlo implican. Los tiempos de crisis son tiempos de oportunidades y retos, son escenarios de verdadero entrenamiento empresarial, quien logre permanecer tendrá asegurado un futuro menos angustioso.

24 de julio 2002 , 12:00 a. m.

Hacer empresa es un reto difícil pero no imposible, más si se piensa en los enormes placeres que el lograrlo implican. Los tiempos de crisis son tiempos de oportunidades y retos, son escenarios de verdadero entrenamiento empresarial, quien logre permanecer tendrá asegurado un futuro menos angustioso.

Lo importante es tener una visión y deseos de superación, se necesita vocación de servicio y credibilidad en las propias capacidades, sentido humano, autovaloración y liderazgo para continuar hasta lograr el objetivo. Con admiración observo como negocios pequeños de tiendas, ventas ambulantes y otras microempresas han crecido hasta convertirse en grandes empresas guiados por un empresario o empresaria que ha tenido una visión desde su creación y la han hecho realidad con un empuje, tenacidad y decisión, aportando a la sociedad una fuente importante de empleo.

Ojalá en esta época de reflexión, tantos empleados como desempleados, piensen en la microempresa como alternativa de inversión y desarrollo personal y, los que ya al tienen persistan en su visión y empeño de convertirla en una gran empresa, rodéense de personas leales y que compartan su visión y objetivos pues con preocupación veo empresarios y empleados que no saben atender a sus clientes y parecen no tener siquiera una visión empresarial. No compartan el negativismo y pesimismo de mucha gente. Gran parte de la diferencia entre ganadores y perdedores está marcada más por la misma persona que por las circunstancias. Inyéctense de optimismo y empiecen a crear microempresa con calidad de gestión, es decir, con organización, capacitación, buen servicio al cliente, honradez, responsabilidad social, buenos productos desde la tienda, la panadería, la venta de plaza, el pequeño negocio. Lo importante es tener un sueño o visión, el deseo de superación y las ganas de hacerlo realidad a pesar de cualquier situación adversa.

Sería importante que el gobierno local y nacional superaran la etapa del discurso para hacer efectivos los apoyos financieros y logísticos a las microempresas, lo cual significaría un importante estímulo no solo para los que ya tienen su microempresa sino para los que teniendo un proyecto microempresarial no se han decidido a iniciarlo, como pasa con muchos de nuestros estudiantes universitarios y otros jóvenes con un gran potencial empresarial.

*Decano Facultad de Administración de la U.T.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.