EL REAL SE HUNDE A SU NIVEL MÁS BAJO EN NUEVE MESES

EL REAL SE HUNDE A SU NIVEL MÁS BAJO EN NUEVE MESES

En su segunda caída en dos días, la moneda brasileña se ubicó en su nivel más bajo en nueve meses en medio de crecientes preocupaciones de que se avecina una crisis de deuda y la posible elección de un presidente de izquierda en octubre.

13 de junio 2002 , 12:00 a. m.

En su segunda caída en dos días, la moneda brasileña se ubicó en su nivel más bajo en nueve meses en medio de crecientes preocupaciones de que se avecina una crisis de deuda y la posible elección de un presidente de izquierda en octubre.

A fines de la jornada, el real caía un 3% a 2,795 unidades por dólar. La ola de ventas desafió las alentadoras cifras de inflación dadas a conocer ayer y se produjo tras el fracaso del banco central, por segundo día consecutivo, por colocar toda la deuda que ofrecía en el mercado.

Esa decepción exacerbó los nervios de los inversionistas acerca de la capacidad de Brasil para refinanciar la próxima semana más de US$2.400 millones en deuda gubernamental y miles de millones más en bonos federales y de empresas en los próximos meses. También elevó las probabilidades de apoyo del Fondo Monetario Internacional, a través del programa ya existente de crédito o de ayuda adicional.

Los mercados están siendo arrinconados, viendo una continua caída de la moneda y un declive de la confianza de las mismas proporciones , dijo Larry Goodman, director administrativo de la firma de asesoría estadounidense Globalecon LLC. Esto se reduce a un juego de flujo de caja. Ciertamente, la amenaza de un gobierno más populista está afectando al mercado .

El líder de la oposición de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva mantiene una fuerte delantera en las encuestas sobre el candidato respaldado por el gobierno, José Serra. Los inversionistas creen que Serra seguirá adelante con las reformas de libre mercado y control del gasto fiscal. Preocupaciones más amplias sobre el lento crecimiento económico de Brasil y su alta deuda pública han llevado a la baja por semanas los precios de las acciones y los bonos. Pero la moneda ha perdido más de un 10% en junio y 17% en lo que va del año.

Es probable que el declive de esta semana provoque la intervención del gobierno. Pero a diferencia del año pasado, cuando los inversionistas buscaban bonos ligados al dólar para cubrir las pérdidas cambiarias provenientes del contagio financiero de Argentina, los bancos y compañías quieren ahora principalmente dólares, obligando al gobierno a vender reservas de divisas extranjeras. El banco central tiene un instrumento menos potente para lidiar con este entorno en deterioro , dijo Marcelo Carvalho, economista jefe de Brasil para Bank of America, en SPaulo.

Algunas firmas están prefiriendo saldar deuda que refinanciarla a tasas de intereses marcadamente más altas, mientras que otros están llevando el dinero fuera de Brasil debido a la incertidumbre política, dijeron economistas y corredores. El presidente Fernando Henrique Cardoso, sintiendo que la estabilidad traída por sus reformas estaba en riesgo le dijo a los inversionistas que tomaran un tranquilizante . En un discurso aseguró: No hay razón para que los mercados nacionales o internacionales se preocupen por las elecciones. No importa quien sea elegido presidente, las instituciones democráticas de Brasil no pueden ser cambiadas .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.