DEFENDER LAS TIENDAS

DEFENDER LAS TIENDAS

Las tiendas las de barrios cumplen una extraordinaria tarea, de innegable beneficio social, en la comercialización al detal de alimentos y productos diversos de consumo popular. Es una función bastante abnegada, con su propio sistema de crédito a favor de las gentes de menores ingresos, que ni siquiera cubren intereses o recargos por esa facilidad del crédito en especie. Pero a las tiendas no se les reconoce su carácter. Antes de ser favorecidas con normas y disposiciones solo dictadas para los grandes como lo ha expresado la Unión General de Comerciantes detallistas en carta al Presidente de la República se las acosa con toda suerte de factores adversos. Empezando por las verdaderas torturas anuales de la tramitología para su funcionamiento, los cerca de cincuenta gravámenes que tienen que satisfacer, las políticas de comercialización de las empresas productoras que les hacen llegar los artículos más caros, la arremetida de los competidores poderosos y de los especuladores, diver

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.