Secciones
Síguenos en:
COLOMBIA: UN MILLÓN DE BARRILES DIARIOS

COLOMBIA: UN MILLÓN DE BARRILES DIARIOS

El presidente César Gaviria reveló ayer que en los próximos años la producción de petróleo en Colombia será de un millón de barriles diarios y las reservas de crudo podrían superar los 10.000 millones. Al instalar la primera Conferencia Energética de América Latina y el Caribe (Enerlac), el Jefe del Estado destacó que el país pasó en pocos años de ser un importador de combustibles a ser un importante exportador.

Por su parte, el señor Subroto, secretario general de la OPEP, reveló que para satisfacer la demanda mundial de petróleo de los próximos siete años es necesario que los países de esta organización realicen inversiones por 160.000 millones de dólares. El problema es que no se sabe de dónde saldrán esos recursos.

El presidente mundial de la British Petroleum (BP), David Simon, quien es uno de los invitados centrales al evento, dijo que su firma espera que los gobiernos de Colombia y Gran Bretaña logren un pronto acuerdo sobre el tratado de protección a la inversión de ese país en Colombia.

Futuro petrolero es boyante: Gaviria En el curso de los próximos diez años Colombia podrá convertirse en uno de los más importantes exportadores de petróleo de América Latina al tener una producción diaria superior al millón de barriles y unas reservas que podrían llegar a los diez mil millones.

Tal fue el pronóstico que ofreció ayer el presidente de la República, César Gaviria Trujillo, durante la inauguración de la Conferencia Energética de América Latina y el Caribe (Enerlac), organizada por la Organización Latinoamericana de Energía (Olade), el Ministerio de Minas y la Asociación Colombiana de Ingenieros Electricistas, Mecánicos y Afines (ACIEM).

El Presidente abrió la Conferencia con una exposición en la que recordó que, durante los últimos diez años, América Latina ha surgido en el panorama energético mundial con una fuerza inusitada ya que la región es una de las zonas del planeta con mayor potencial y disponibilidad de fuentes energéticas.

Colombia es un buen ejemplo: el país pasó de importador de combustibles en los 60 sesenta a exportador de petróleo durante los años 80. Además, hoy es uno de los principales exportadores de carbón térmico en el mundo.

El Jefe de Estado dijo que la llamada década perdida quedó atrás para América Latina ya que hoy se observa una expansión acelerada del consumo de energía paralelamente con la recuperación del crecimiento económico .

Afirmó que la integración energética entre los países de la región augura un futuro destacado para la región. La integración para la generación eléctrica entre Brasil, Argentina y Paraguay dijo; la conexión gasífera de Bolivia con sus vecinos; la interconexión energética entre Colombia y Venezuela; las tareas de integración propuestas por el Grupo de los Tres, son algunos ejemplos de pasos firmes y concretos en la dirección correcta .

Gaviria hizo énfasis en que el nuevo orden internacional de la energía tendrá que basarse en la cooperación entre países. El diálogo político entre los principales productores garantizará el suministro estable de energía, una oferta segura y unos precios remunerativos de largo plazo.

Panorama mundial Según el Jefe del Estado, es evidente que la oferta energética se ha diversificado y cada vez se ofrecen a los consumidores más alternativas a menores precios.

Un ejemplo de esos cambios en la oferta se nota en el hecho de que naciones como Rusia, China, Vietnam y Cuba estaban marginadas del mercado mundial hasta hace muy poco tiempo. Hoy están compitiendo en forma agresiva por captar los escasos recursos de capital en el mundo.

Ello demuestra, según Gaviria, que las viejas políticas estatistas y populistas están perdiendo vigencia en el mundo. Es claro que no se pueden desconocer las realidades del mercado, y un bien estratégico como el petróleo no puede escaparse de las leyes de la oferta y la demanda , concluyó el Primer Mandatario.

Iniciativa privada Por otra parte, el Ministerio de Hacienda presentó un documento en el cual se hace un análisis del sector energético y la inversión pública en Colombia durante los últimos años.

Según el viceministro técnico del Ministerio de Hacienda, Ulpiano Ayala, en las últimas décadas se descuidó la inversión social y por ello, en parte, se estancó la productividad laboral y se redujo el ritmo de crecimiento económico en la década de los 80.

Sin embargo, en el sector energético se hicieron grandes inversiones. Ejemplos claros de ello son el proyecto de El Cerrejón y las grandes hidroeléctricas que se construyeron desde los años 70.

Estos megaproyectos fueron muy ineficientes. De hecho, el elevado gasto del sector eléctrico y su abultada deuda externa impusieron fuertes restricciones a la política macroeconómica y fiscal de los gobiernos pasados.

De acuerdo con Ayala, el presente gobierno ha decidido reorientar las inversiones del sector eléctrico: en el futuro, el sector privado tendrá que desempeñar un papel preponderante en el desarrollo del plan de expansión de los próximos diez años, que tendrá un costo cercano a los 2.630 millones de dólares.

Se secan recursos para petróleo: Subroto De dónde vendrá el financiamiento requerido por la industria petrolera? Se necesitan 250.000 millones de dólares cuando el clima económico y financiero mundial es altamente desfavorable.

Fue una de las principales advertencias que efectuó ayer Subroto, secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), durante el desarrollo de la Conferencia Energética de América Latina y El Caribe (Enerlac).

De acuerdo con Subroto, para satisfacer la demanda de petróleo de los próximos siete años es necesario que los países de la OPEP realicen inversiones por 160.000 millones de dólares. En términos globales los requerimientos ascienden a más de 250.000 millones de dólares.

Estos recursos de capital se estiman bajo el supuesto de que la economía mundial crecerá entre el 2,3 y 3,0 por ciento en las próximas dos décadas.

Según proyecciones de la OPEP, el consumo mundial de petróleo aumentará 20 por ciento entre 1993 y el 2010. Es decir, el mundo pasaría de consumir 64 millones de barriles por día a más 76 millones.

Para Subroto el problema será financiero. En las actuales circunstancias los préstamos serán difíciles de obtener si se considera el nivel de deuda existente y el estado de las economías prestatarias.

Hasta hace pocos años, explicó Subroto, los países de la OPEP eran exportadores netos de capital; hoy en día, la mayoría de ellos son deudores. Incluso los pocos miembros de la OPEP que siguen libres de deuda externa han experimentado una severa erosión de sus activos financieros .

Subroto además se refirió a los impuestos que están imponiendo los países consumidores sobre el petróleo. Estas cargas impositivas se hacen para compensar el daño ambiental que produce el petróleo. Si embargo, Subroto estima que es una campaña para convertir el petróleo en chivo expiatorio del deterioro ambiental y aumentar los ingresos fiscales de esos países .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.