BRASIL RECURRE A FONDO DEL FMI PARA TRANQUILIZAR A LOS MERCADOS

BRASIL RECURRE A FONDO DEL FMI PARA TRANQUILIZAR A LOS MERCADOS

El gobierno brasileño, en un intento de apaciguar los temores de los inversionistas sobre la solvencia de Brasil y las elecciones presidenciales de octubre, dijo que hará uso de US$10.000 millones de un crédito del Fondo Monetario Internacional, que endurecerá su política fiscal y que recomprará US$3.000 millones en deuda externa. (VER GRAFICO: REAL CAIDA)

14 de junio 2002 , 12:00 a. m.

El gobierno brasileño, en un intento de apaciguar los temores de los inversionistas sobre la solvencia de Brasil y las elecciones presidenciales de octubre, dijo que hará uso de US$10.000 millones de un crédito del Fondo Monetario Internacional, que endurecerá su política fiscal y que recomprará US$3.000 millones en deuda externa.

(VER GRAFICO: REAL CAIDA).

Las medidas anunciadas ayer revirtieron momentáneamente el desplome de los mercados financieros de las últimas jornadas. El real se apreció más de un 5% contra el dólar, para negociarse en 2,710 reales por dólar hacia el fin del día, lo que representa un alza del 3,2% con respecto del miércoles. Aunque los bonos brasileños se recuperaron las acciones volvieron a caer. Las continuas oscilaciones subrayan el desafío que tiene Brasil para restaurar la confianza del mercado y el crecimiento económico.

Esta son medidas muy positivas , dijo Leonardo Leiderman, economista jefe de mercados emergentes de Deustche Bank en Londres. Todavía hay espacio para la volatilidad del mercado, pero Brasil enfrentará esta situación desde una posición mucho más fuerte .

El ministro de Hacienda, Pedro Malan, y el presidente del banco central, Armínio Fraga, confirmaron las expectativas del mercado de que Brasil usará lo que le quedaba de un crédito del FMI por US$15.000 millones para apuntalar las reservas en moneda extranjera. El gobierno también bajará el piso de sus reservas a US$15.000 millones de US$20.000 millones para tener más armas a su disposición en caso de que decida intervenir en el mercado cambiario. Brasil actualmente tiene alrededor de US$28.000 millones en reservas internacionales, excluyendo los actuales fondos del FMI.

Malan también anunció que el país aumentará el superávit presupuestario de este año a un 3,75% de un 3,5% del Producto Interno Bruto. Este superávit primario, que excluye el pago de deuda, es clave para estabilizar la pesada deuda brasileña, que se ha incrementado a un 54,5% del PIB.

En una tercera medida, Fraga dijo que Brasil recomprará US$3.000 millones en bonos en moneda extranjera que vencen en 2003 y 2004 para aliviar las preocupaciones acerca de la capacidad del nuevo gobierno para pagar la deuda. Pero el banco central seguirá canjeando deuda local a largo plazo por deuda de corto plazo, decisión que agrada a los mercados aunque impone un pesado repago de deuda para el próximo gobierno.

Fraga agregó que el banco central intervendrá en el mercado cambiario cuando sea necesario pero no especificó bajo qué condiciones. El real se ha depreciado un 14,4% contra el dólar este año, pero Fraga señaló que la ansiedad se calmará sólo una vez que los mercados confíen en que el compromiso de responsabilidad fiscal del país no se irá por la borda .

Los inversionistas tienen incertidumbre acerca de la política económica del líder de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva, quien encabeza las encuestas presidenciales hasta ahora. Su partido ha suavizado su visión antimercado, pero da Silva se negó a aplacar las dudas del mercado al no decir quiénes serán su ministro de Hacienda y presidente del banco central. Lula cree que primero debería ganar las elecciones y luego designar a sus colaboradores , dijo André Singer, vocero de Lula. Así es como siempre se ha hecho en Brasil .

A pesar de que los economistas le dieron la bienvenida a las medidas del gobierno, destacaron que el gobierno será puesto a prueba inmediatamente. Muchos creen que la prioridad debería ser estabilizar el real de manera que Fraga pueda bajar la agobiante tasa de interés de referencia del 18,5%. Si un piso más bajo para las reservas internacionales implica un real más estable, eso sería algo positivo , dijo David Malpass, economista global jefe de Bear Stearns en Nueva York. Pero no está claro si las medidas de ayer afectarán la reunión de la semana entrante del banco central en la que se tratará el tema de las tasas de interés, agregó el economista, porque la política con el real no está clara todavía .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.