Secciones
Síguenos en:
CAEN SICARIOS DE LA LIQUIDADORA

CAEN SICARIOS DE LA LIQUIDADORA

Colmillo era el único sicario de Pereira que no creía que matar mujeres salaba . Por esa fama lo buscaron para que disparara contra la liquidadora de la Corporación Financiera de Occidente (Corfioccidente).

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
08 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

Colmillo era el único sicario de Pereira que no creía que matar mujeres salaba . Por esa fama lo buscaron para que disparara contra la liquidadora de la Corporación Financiera de Occidente (Corfioccidente).

Esa fue la principal pista que tuvo la Dijín para capturar a los sicarios que asesinaron en esa ciudad, el 14 de diciembre pasado, a Beatriz Helena Torres Muñoz, quien además investigaba presuntas irregularidades en el manejo de esa financiera.

Ese día, a las 6:10 de la tarde, Torres salió de su oficina, en el centro de Pereira, junto con su hija de 3 años y la empleada doméstica. Caminaron hasta el lugar donde la liquidadora guardaba su automóvil y se dirigieron a su casa.

En la calle 17 con carrera 17, una motocicleta con dos hombres alcanzó por el costado izquierdo al carro. Edison Cardona Rodríguez, Colmillo , de 27 años, se bajó de la moto, sacó una pistola 9 milímetros y disparó tres veces a la sien de la liquidadora de Corfioccidente.

A los pocos días del asesinato, el compañero de Beatriz Helena Torres, Jaime Jaramillo Vallejo, recibió amenazas contra su vida y debió viajar a Estados Unidos con la hija de la pareja.

La investigación.

Por la conmoción que causó en el Eje Cafetero el asesinato de Torres, la Dijín envió desde Bogotá, el 15 de enero, una comisión de investigadores.

Después de las primeras pesquisas, los investigadores supieron que el sicario era un hombre conocido en el bajo mundo de Pereira porque, contrario a los otros pistoleros, siempre aceptaba vueltas para asesinar mujeres.

Luego de 15 días, los agentes establecieron la identidad del hombre que había disparado contra Torres y que quien conducía la moto era John Freddy Correa Martínez, de 26 años, alias Chapas o El Crespo .

La Dijín estableció además que estos hombres hacían parte de una peligrosa banda de sicarios que delinque en el Eje Cafetero, Medellín y que incluso hace trabajos en Bogotá.

Por el crimen de la liquidadora de Corfioccidente se cree que esa organización delictiva recibió unos 100 millones de pesos, de los cuales solo 3 millones les correspondieron a Colmillo y a Chapas .

Una vez identificados los autores materiales, los investigadores procedieron a las capturas. A Chapas no fue necesario buscarlo mucho: desde el 14 de enero estaba recluido en la cárcel La Cuarenta de Pereira, sindicado de participar en otro homicidio y por porte ilegal de armas.

El rastro de Colmillo fue difícil de encontrar pues la familia, para sacarlo hacia Suiza, donde vive la madre del sicario, lo internó en un centro de rehabilitación de drogadictos en Sasaima (Cundinamarca).

Hasta allí llegaron las autoridades el 16 de febrero pasado. Colmillo y Chapas actualmente están encarcelados en Pereira a la espera de que se les defina su situación jurídica.

Mientras tanto, la Fiscalía y la Policía adelantan investigaciones para dar con los autores intelectuales del asesinato de Beatriz Helena Torres Muñoz.

Colmillo , el hombre que creía que asesinar mujeres no traía mala suerte, debe responder, además, por el asesinato de dos compañeras suyas.

Foto.

- EDISON CARDONA RODRIGUEZ, Colmillo , el asesino de Beatriz Torres.

- Beatriz Helena Torres, liquidadora de Corficcidente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.