TELEVENTAS Y SEXO

Cada canal busca su propio público y estilo: Caracol y RCN son telenovelas y fútbol; el Canal Uno se especializa en noticias; Señal Colombia presenta deportes, eventos especiales y series del mundo; Citytv se la juega con series y programas en directo; el A tiene la propuesta más extraña y se ha dedicado a responder a dos obsesiones de la vida actual: lograr un mejor cuerpo y sexo más placentero.

16 de junio 2002 , 12:00 a. m.

Cada canal busca su propio público y estilo: Caracol y RCN son telenovelas y fútbol; el Canal Uno se especializa en noticias; Señal Colombia presenta deportes, eventos especiales y series del mundo; Citytv se la juega con series y programas en directo; el A tiene la propuesta más extraña y se ha dedicado a responder a dos obsesiones de la vida actual: lograr un mejor cuerpo y sexo más placentero.

Las televentas tienen cada vez más estrellas que, ante su pérdida de vigencia en las telenovelas, han encontrado en su cuerpo una manera de vender felicidad rápida. La última vista vendiendo fórmulas fáciles de autoestima a través de fajas, cremas y quita-gorditos es la otrora famosa Aura Cristina Geithner.

Las televentas deben ser exitosas en audiencia y un buen negocio, si cada vez abundan más. Su éxito debe estar ligado al deseo sicótico de mujeres y hombres por obtener un mejor cuerpo, para ser alguien en la sociedad. En últimas, solo son una puesta en modernidad del viejo culebrero de pueblo, ese personaje que seducía por vender con un juego retórico de la oferta y demostraciones contundentes de la calidad de los productos.

La base dramática de su propuesta es: si usas una faja, más una crema, más el aceite, más el aparato, obtendrás un buen cuerpo; y todo por la misma platica eso, todos, alguna vez, hemos sentido la pulsión de marcar el teléfono indicado en la pantalla y obtener esa formula mágica de la felicidad.

Ahora, para complementar las televentas, el Canal A nos permite explorar las formas de usar ese cuerpo adquirido a punta de sacrificios para producir placer, goce, éxtasis, felicidad en el sexo. Para qué sirve un cuerpo bien armado si no es para eso? El programa se llama Sexo sentido y nos brinda las fórmulas perfectas para que ese cuerpo sea una máquina de placer sin sentimientos de culpa, ni morales que lo limiten. Cada noche, podemos aprender nuevas recetas para hacer del sexo la realización del cuerpo, que ya no solo es para ver sino para producir placer.

Toda una filosofía de la nueva era, nada de cultura, conocimiento, experiencia colectiva, todo puro individuo que encuentra la felicidad en su cuerpo y su sexualidad. Nada de problemas con el mundo, la realidad está en uno. Falta solo una tendencia más para que la felicidad sea total: que los grupos religiosos se tomen la pantalla y así darle espiritualidad a ese cuerpo producido para ver y provocar, para el sexo y el goce. El canal A presenta un nuevo evangelio de vida: televentas y Sexo sentido. Placer aprendido por TV.

* rincon61@hotmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.