MI AGRADECIMIENTO

Pasaron ya tres años y fracción desde cuando asumí la dirección de la Casa de la Cultura Jorge Eliécer Gaitán de Villavicencio, en este tiempo tuve la fortuna de verme rodeado de una gran cantidad de amigos, gestores culturales, medios de comunicación, compañeros de trabajo, directivos y familiares que con gran voluntad ayudaron en la realización de todos los programas artísticos y culturales que la entidad pudo proyectar a la comunidad villavicense, en medio de sus inconvenientes financieros que como un estigma le acompañan desde su nacimiento.

08 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

Pasaron ya tres años y fracción desde cuando asumí la dirección de la Casa de la Cultura Jorge Eliécer Gaitán de Villavicencio, en este tiempo tuve la fortuna de verme rodeado de una gran cantidad de amigos, gestores culturales, medios de comunicación, compañeros de trabajo, directivos y familiares que con gran voluntad ayudaron en la realización de todos los programas artísticos y culturales que la entidad pudo proyectar a la comunidad villavicense, en medio de sus inconvenientes financieros que como un estigma le acompañan desde su nacimiento.

Ahora he considerado que mi permanencia en la institución debe finalizar, pues soy consciente que cumplí una etapa más en mi vida laboral. El balance de este desempeño se representa de manera principal en aspectos intangibles, pues pudimos dar marcha a muchas propuestas encaminadas al rescate, promoción y sensibilización de la identidad cultural, a la creación de público en las diferentes áreas de la cultura y el arte, a la valoración y estímulo del talento regional, así como a ser facilitadores de numerosas inquietudes posicionando el nombre de la entidad en el contexto metense y afianzándole la querencia de la comunidad.

Me voy muy satisfecho por este resultado. Salgo contento también porque el inventario de amigos con que hace tres años llegué hoy muestra un incremento enorme.

Doy gracias a Dios por haberme dado esta grata oportunidad laboral. Desde este espacio en el que ocasionalmente escribí notas firmando como directorde la institución, deseo entregarle mi sincero y sentido agradecimiento a cada una de las personas que de manera generosa -directa o indirectamente- aportaron sus ideas y energías a la causa de nuestra patrimonial casa de la cultura.

Finalizado mi desempeño en ese cargo público, si Dios quiere continuaré mi accionar en el campo de la cultura y las artes. Así que nos seguiremos encontrando en los escenarios que requieran de nuestro aporte.

Les reitero mi agradecimiento sincero a todos.

*Comunicador SocialComunitario.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.