LA CONEXIÓN ENTRE CUERPO Y MENTE

LA CONEXIÓN ENTRE CUERPO Y MENTE

Las investigaciones muestran con claridad la conexión entre las emociones y la salud. Un estudio de la Universidad de Harvard demostró que las personas con puntajes altos en las escalas de ira e irritabilidad son tres veces más propensos a sufrir del corazón y la presión arterial.

16 de junio 2002 , 12:00 a. m.

Las investigaciones muestran con claridad la conexión entre las emociones y la salud. Un estudio de la Universidad de Harvard demostró que las personas con puntajes altos en las escalas de ira e irritabilidad son tres veces más propensos a sufrir del corazón y la presión arterial.

La rabia, el resentimiento y los sentimientos negativos causan estragos en el cuerpo. En un ataque de ira el pulso se acelera, el corazón se quiere salir y sudan hasta las manos. Los expertos aconsejan no permitir que estos sentimientos se queden en el cuerpo ya que después viene el dolor de cabeza, las úlceras gástricas, el insomnio o la tensión arterial alta.

Qué hacer para no enfermarnos por las emociones negativas? Lo primero es enfrentar con honestidad lo que pasa, aceptar que nos genera conflicto y buscar la razón real o el motivo detrás del odio, el temor o el resentimiento.

Es un proceso demorado pero que hay que empezar cuanto antes. Hay que entender qué nos pasa emocionalmente y por qué nos pasa.

El poder de nuestros pensamientos es otro factor importante. Primero sentimos algo, luego pensamos sobre lo que sentimos y decidimos actuar. Analicemos los pensamientos que quedan grabados en nuestro inconsciente. Lo que pensemos de una u otra forma programa nuestra vida. Por lo tanto, en este paso hay que intervenir mandando frases positivas de esperanza y justicia a nuestro interior.

Hacer visualizaciones. Imagínense en situaciones donde ha perdido el control e inmediatamente traiga una imagen de un momento donde se haya sentido feliz. Anteponga una imagen positiva con palabras amables a lo negativo.

Tome el odio que es uno de los sentimientos negativos que más daño causa. Empiece por aceptar y entender qué fue lo que molestó y dolió tanto. Luego, qué puedo aprender de esta experiencia. Todos nos equivocamos y hay que revisar que podríamos hacer diferente la próxima vez.

Tercero exprese pronto lo que sintió. No es culparse, sino explicarse lo que sintió y no busque venganza ya que esta hará que el sentimiento negativo perdure y haga daño.

Acuérdese que el odio le duele más a usted que al otro. Busque el motivo detrás del sentimiento y acuérdese que perdonar es lo único que ayuda a aliviar esto. No se debe olvidar el aprendizaje que nos dejan estas experiencias. Esto nos ayuda a entender como funcionamos a nivel emocional. Esta comprensión nos traerá la posibilidad de una verdadera paz física y mental.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.