Secciones
Síguenos en:
YO NO FRENÉ LA PAZ : ALCALDE DE MEDELLÍN

YO NO FRENÉ LA PAZ : ALCALDE DE MEDELLÍN

Durante la semana pasada y a raíz de los operativos de la Fuerza Pública en la Comuna 13 de Medellín el Alcalde Luis Pérez Gutiérrez fue señalado como autoritario y militarista. Algunas organizaciones sociales afirmaron que no tiene en cuenta las alternativas políticas para solucionar el conflicto. El mandatario asegura que hasta él sólo han llegado comentarios y ninguna propuesta concreta.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
20 de octubre 2002 , 12:00 a. m.

Durante la semana pasada y a raíz de los operativos de la Fuerza Pública en la Comuna 13 de Medellín el Alcalde Luis Pérez Gutiérrez fue señalado como autoritario y militarista. Algunas organizaciones sociales afirmaron que no tiene en cuenta las alternativas políticas para solucionar el conflicto. El mandatario asegura que hasta él sólo han llegado comentarios y ninguna propuesta concreta.

Cuáles son las medidas que se aplicarán para controlar los barrios de la Comuna 13 y a partir de cuándo?.

Hay propuestas de las fuerzas de seguridad del Estado como el toque de queda, la prohibición de parrilleros en las motos, la suspensión de venta de cilindros de gas y la Ley Seca. Nosotros planteamos que Empresas Públicas de Medellín estudie la posibilidad de eximir de los costos fijos de los servicios públicos a las familias que hayan tenido que abandonar la zona.

Radicamos también un proyecto de Acuerdo que autoriza al Alcalde a eximir del impuesto predial a las personas que hayan abandonado su casa. Estas exenciones están sujetas a que la persona autorice que la casa permanezca sellada. El martes anunciaremos las medidas.

Cuál es su interpretación sobre las causas del conflicto en la Comuna 13?.

El tema de Belencito fue descuidado por todas las Administraciones e incluso por los medios de comunicación, que siempre hablaron de los problemas en las zonas nororiental y noroccidental de la ciudad. Eso permitió que los grupos armados hicieran nido sin que nadie los molestara y cuando se presentó la expansión del conflicto, esta zona se aprovechó como hilo conductor. Lo que ocurrió aquí fue un trasplante de la guerra.

Además, por alguna razón que puede provenir de la herencia del narcotráfico, tenemos una juventud fácil de convencer para ingresar a la delincuencia.

Al llegar a la Administración usted frenó los programas de Paz y Convivencia que se venían desarrollando, cuál fue la razón?.

Es un error pensar que los procesos de paz se frenaron, puesto que no se habían iniciado. Cuando yo asumí la Alcaldía el empréstito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) llevaba cuatro o cinco años y se había gastado menos del 3 por ciento en algunos estudios.

Precisamos los proyectos en asistencia a la violencia intrafamiliar, prácticas semestrales con 3.000 estudiantes de último año universitario, patrocinio a las escuelas de música, las escuelas populares del deporte y, en fin, 10 u 11 proyectos que están marchando.

Fuera de eso reemplazamos las estrategias de paz, porque antes era a los violentos a quienes les entregaban los contratos, ellos decían a quién se nombraba y había bandas que recibían plata para no enfrentarse entre ellas.

Algunas ONG lo contradijeron al afirmar que una de las causas del conflicto en la Comuna 13 es la pobreza. Usted las señaló como controladas por la guerrilla o por los paramilitares.

Yo no dije eso. Primero, la pobreza no es una licencia para matar. Segundo, el problema de Belencito no es porque la gente esté pidiendo pan, sino que es un problema de trasplante de la guerra. Hay grabaciones de guerrilleros que vinieron hace 45 días y otros hace dos semanas.

Cada vez que hay una intervención de la Policía en la zona sale alguna ONG a protestar, y he dicho que en este país hay ONG para todo y no hay un control sobre ellas, pero no he censurado a ninguna.

Las acciones de estos días han sido juzgadas como puramente militaristas por organizaciones que dicen haber formulado salidas políticas que al parecer usted no ha escuchado.

Yo no he oído propuestas concretas, he escuchado comentarios. Si me dicen que falta un cupo educativo o salud, que se necesita hacer un esfuerzo para alimentar a la gente, que se requiere generar empleos y que al hacerlo la paz está garantizada, yo estoy listo.

El conflicto se agudizó a raíz del ingreso de los paramilitares en la zona hace año y medio, pero no se ven los operativos contra ellos, por qué?.

En Medellín no puede haber espacio vedado para un ciudadano o el Estado. La posición mía es total, aquí no puede haber fuerza distinta a la Policía y al Ejército y tienen que entrar a barrer. Lo que es falso es que el 80 ó 90 por ciento de la ciudad esté pacificada por los paramilitares.

El Concejo aprobó un Acuerdo que lo faculta para llevar a cabo el Programa de Reincorporación a la Civilidad de los Actores Armados en la ciudad. Esta frena el conflicto?.

El proyecto busca crear escuelas de reeducación donde los actores armados permanezcan mientras se vinculan nuevamente a la sociedad y mientras tanto recibirán unos recursos. Luego se les garantizará un empleo durante 10 años.

Igualmente, vamos a conformar un grupo de 100 líderes comunitarios de la Comuna 13 y los vamos a nombrar Promotores de los Derechos Humanos. Ellos recorrerán la zona vestidos de blanco con una flor en la mano vigilando que no se violente a la población civil.

FOTO.

Luis Pérez Gutiérrez

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.