PELÉ, O REI DE LA ALEGRÍA

PELÉ, O REI DE LA ALEGRÍA

No fue el que más partidos jugó. No fue el que más goles anotó. No fue el que más Mundiales disputó. Pero históricamente no hay otro jugador que le haya dado tanto brillo a la Copa Mundo como lo hizo, entre 1958 y 1970, Edson Arantes do Nascimento, Pelé . Sí, el mismo que hoy 15 de junio, hace 44 años, debutó en el estadio Nya Ullevi de Gotemburgo (Suecia).

15 de junio 2002 , 12:00 a. m.

No fue el que más partidos jugó. No fue el que más goles anotó. No fue el que más Mundiales disputó. Pero históricamente no hay otro jugador que le haya dado tanto brillo a la Copa Mundo como lo hizo, entre 1958 y 1970, Edson Arantes do Nascimento, Pelé . Sí, el mismo que hoy 15 de junio, hace 44 años, debutó en el estadio Nya Ullevi de Gotemburgo (Suecia).

Tenía 17 años, 8 meses y 22 días, era un moreno delgadito y genial! Reunía prácticamente todas las condiciones técnicas y físicas: fuerte, rápido, hábil, potente, dúctil para manejar el balón con las dos piernas, certero en el cabezazo, goleador que no perdonaba, pasador fantástico.

Aunque la historia del fútbol mundial ofrece un sinnúmero de talentos, el más grande de todos fue el de Pelé. Su huella trascendió los Mundiales, los trofeos, las épocas. No se necesita tener 55 años o más para saber de Pelé, porque su legado se encuentra intacto, vigente.

Desde que la Selección Brasil llegó a Suecia, todos hablaban de ese jovencito, el que iba a lucir la camiseta número 10. Pero el técnico Vicente Feola lo protegió en los dos primeros partidos, con Austria (3-0) e Inglaterra (0-0). Luego, cuando la clasificación a segunda ronda ya estaba asegurada, lo incluyó contra Unión Soviética. Comenzó, entonces, la leyenda.

Rodeado de grandes jugadores como Zagalo, Garrincha, Nilton Santos, Djalma Santos, Vavá, Amarildo, Jairzinho, Tostao, Gerson y Rivelino, entre muchos otros, Pelé creció y construyó una historia llena de triunfos, de satisfacciones, de títulos. Su obra puso, debió haber sido más importante, pero sus rivales, impotentes para detenerlo por las vías legales, decidieron demolerlo a patadas, como ocurrió en Chile-62 (Checoslovaquia) e Inglaterra-66 (Hungría). Las lesiones le privaron de actuar más veces y, quizás, de alcanzar más éxitos.

Pelé fue sinómino de talento, de calidad, de arte, de inspiración, de improvisación, de atrevimiento. Pero, por sobre todo, fue sinónimo de alegría. Ese, quizás, fue su gran aporte, más allá de todo lo que hizo en el ámbito deportivo: ver a Pelé era recrearse, divertirse, asombrarse con su capacidad de creación. La historia comenzó hoy hace 44 años, la leyenda aún está viva y jamás morirá...

FOTO/Getty Images/Allsport.

Era apenas un adolescente, delgadito y frágil en apariencia, cuando debutó el 15 de junio de 1958 contra Unión Soviética.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.