DANIEL, COMO EL MISMO

DANIEL, COMO EL MISMO

A Daniel Rodríguez no le gusta verse: le dan nervios y sus manos sudan. Prefiere pasar la noche encerrado en su cuarto escuchando música. Pero al otro día, y justo cuando se levanta, pregunta, Qué pasó en Francisco el matemático?

17 de junio 2002 , 12:00 a. m.

A Daniel Rodríguez no le gusta verse: le dan nervios y sus manos sudan. Prefiere pasar la noche encerrado en su cuarto escuchando música. Pero al otro día, y justo cuando se levanta, pregunta, Qué pasó en Francisco el matemático?.

El interrogante que abre es el mismo, cada mañana, desde hace dos meses, fecha en la que entró al elenco de la serie. La situación es como para decirle: Daniel, hombre, no se preocupe. Es su primera vez . Sin embargo, el asunto trasciende más allá de la novatada: sufre de retardo mental moderado.

Su padrastro, José Guillermo, lo llevó una tarde a las grabaciones del dramatizado por insinuación de un amigo. Y no le dijo hacia dónde iban para no ilusionarlo. Allá, el director de la serie, Yúldor Gutiérrez, le pidió que dejará que Daniel observara para que conociera el ambiente.

Se convirtió en el hermano de Byron (Julián Román) y, inicialmente, se llamaría Camilo, pero alguien dijo que Daniel sería el nombre adecuado para facilitar su comprensión. A la fecha, ha grabado 40 capítulos, representado a un muchacho que padece lo mismo de él.

En sus primeras escenas sudó, palideció y solo hasta cuando sintió confianza se desenvolvió. Los actores de la serie le dieron confianza y Román, por ejemplo, le gritaba: Oye, tu no estás actuando sino volando .

En la casa, con la ayuda de su familia, ensaya libretos y repite ademanes. La ilusión de ser actor no tiene tamaño. Ya da autógrafos, pues su papá le enseñó a marcar sobre papelitos la palabra cariño y, debajo, pintar un corazoncito. Daniel no sabe escribir: a sus 20 años ya agotó su límite de aprendizaje.

La fortaleza de este inesperado actor son las manualidades. Fabrica escobas, cepillos y bolsas. Y, recientemente, alcanzó un nuevo logro: hacer mercado con cinco mil pesos. Antes tarareaba mucho, pero ahora suelta más la lengua y su tema favorito son las mujeres. Dice que cada dos meses cambia de novia.

Su familia había pensado en montarle un negocio de útiles de aseo para que trabajara a gusto. No. Su sueño es la actuación. Cuando le pagan, por lo que hace en la serie, toma la plata y la guarda en su billetera... Y al día siguiente, en la mañana, volverá a preguntar: Qué pasó en Francisco el matemático?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.