INCENDIOS POR OLA DE CALOR

INCENDIOS POR OLA DE CALOR

Más de 1.500 hectáreas de bosques, vegetación nativa y pastizales fueron consumidas ayer por 24 incendios que se presentaron en Bogotá y 16 municipios de Cundinamarca.

11 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

Más de 1.500 hectáreas de bosques, vegetación nativa y pastizales fueron consumidas ayer por 24 incendios que se presentaron en Bogotá y 16 municipios de Cundinamarca.

En Bogotá, la conflagración más graves ocurrió en el Alto del Cable, en la vereda El Verjón, en el oriente de la ciudad, donde más de 10 hectáreas se quemaron y fue necesario utilizar ayuda de helicópteros para apagarlo.

Otro de los incendios que mantuvo en alerta a los bomberos fue el de la avenida Boyacá con calle 13, en el occidente de la ciudad, debido a que se trató de una quema de pastos que generó una gran columna de humo y alteró la circulación de vehículos.

Por esta situación, se registraron momentos de pánico debido a que ocurrieron varios choques y la densidad del humo estuvo a punto de asfixiar a los pasajeros.

También se atendieron emergencias en la vereda Tiguaque, en el suroriente; en la laguna Tibanica, en Bosa, y en el sector conocido como Alaska, en la vía a Usme.

En el caso de Cundinamarca, la conflagración más grande se presentó en Fómeque, en terrenos del parque de Chingaza, donde cerca de 1.200 hectáreas han sido arrasadas por el fuego.

Este incendio comenzó el viernes pasado y al cierre de esta edición no había sido controlado a pesar de los esfuerzos de más de 300 personas de la Defensa Civil, Bomberos y Cruz Roja.

Otro municipio víctimas de las conflagraciones fue Mosquera donde sigue activo el incendio que se originó en la madrugada del viernes en el botadero de Mondoñedo, ubicado en la vía que une a esta población con La Mesa.

Desde la madrugada del viernes, 800 metros del basurero permanecen en llamas, las cuales han originado una columna de humo que ha afectado el tránsito por la carretera.

Para los expertos, esta ha sido una de las emergencias más complicadas de sortear por la presencia de gases y sustancias químicas que se acumulan en medio de los desperdicios y que han impedido que el fuego sea sofocado.

El capitán Iván Darío Valenzuela, coordinador del Cuerpo de Bomberos de Cundinamarca, informó que en las últimas 48 horas se han presentado otros 25 incendios, de los cuales 9 ya han sido apagados.

Otros sectores que continúan en llamas, las cuales afectan 10 y 12 hectáreas en promedio, son la vereda El Altino, en Suesca; Aguanica, en Tenjo; el sector de Canoas, en Soacha; El Salitre, entre Guasca y Sopó y el Alto de la Mona, en Facatativá.

También están en emergencia el cerro de La Valvanera, de Chía; la vereda Pueblo Viejo, de Sopó; el Cerro de la Cruz, de Ubaque; el cerro de La Viga, en Choachí; la vereda Chuntame, de Cajicá; el sector Las Granjas, de Tabio; el área de la Florida, de Tausa y la zona de Pie de Alto, en Sibaté.

Foto:.

- El incendio en la avenida Boyacá con calle 13 generó varios choques de vehículos y asfixia en algunos pasajeros.

- La emergencia en Mondoñedo comenzó en la madrugada del viernes pasado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.