TRAS LAS BONANZAS DEL GUAVIARE

TRAS LAS BONANZAS DEL GUAVIARE

Ante la ausencia del Estado, las armas y el dinero han dominado siempre en la región.

18 de junio 2002 , 12:00 a. m.

Ante la ausencia del Estado, las armas y el dinero han dominado siempre en la región.

Son pocos los habitantes de San José del Guaviare que se pueden dar el lujo de llamarse nativos. En cada esquina, en las lanchas y por las calles, se escuchan los acentos venidos de diferentes partes del país y que recuerdan la época de colonización de esta capital que nace donde empieza la gran selva colombiana.

Si fuera por la llegada de colonos, esta ciudad no habría terminado de fundarse nunca , dice Esther Gutiérrez, una matrona paisa que asegura recordar cuando en 1950 se construyó la primera iglesia de San José.

Tiene razón. Desde la llegada de los primeros caucheros a finales de la década de los 30, San José no ha dejado de ver pasar colonizadores que se internan en la selva, y bonanzas de todo lo que puede producir ésta tierra, considerada por el ICA como una de las más productivas del país.

Las bonanzas han sido desde caucho, pasando por piel de tigrillo, marihuana y, la más reciente, la de coca. Sólo que detrás de esta última también han venido muchos muertos y dinero y detrás de él, la guerrilla y luego, las autodefensas , explica el coronel Jairo Rodríguez Sarmiento, comandante de la Brigada Móvil N7 y quien se ha dedicado a estudiar el desarrollo de esta región.

Para quien venga a trabajar honradamente, el Guaviare le puede dar lo que necesita para vivir bien , dice uno de los comerciantes más importantes del departamento, y agrega que los buenos colonizadores, aquellos que aprovecharon la tierra para sacarle fruto bueno, han logrado sus riquezas de manera legal .

Por ello, según un analista regional que prefirió omitir su nombre, la riqueza agropecuaria, ganadera y portuaria del departamento, unida a una baja densidad poblacional y la ausencia total del Estado, fue el caldo de cultivo para que el Guaviare se convirtiera en un área de estrategia militar que sólo hasta ahora los actores armados de la guerra están empezando a ver su importancia .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.