CONSTERNACIÓN POR MASACRE

CONSTERNACIÓN POR MASACRE

Expresiones de dolor entre los habitantes de Campoalegre y repudio general de la sociedad del Huila produjo el asesinato del alcalde de ese municipio, Luis Antonio Motta Falla, de dos concejales y de un sobrino suyo, a manos del frente Teófilo Forero, de las Farc.

22 de octubre 2002 , 12:00 a.m.

Expresiones de dolor entre los habitantes de Campoalegre y repudio general de la sociedad del Huila produjo el asesinato del alcalde de ese municipio, Luis Antonio Motta Falla, de dos concejales y de un sobrino suyo, a manos del frente Teófilo Forero, de las Farc.

La masacre fue perpetrada el viernes pasado a las 7 p.m., cuando el mandatario y sus acompañantes regresaban al casco urbano de la población, provenientes de la vereda El Esmero, donde inauguraron obras de electrificación rural.

Los concejales Jorge Silva Andrade y Joaquín Perdomo Rojas, así como el sobrino del alcalde y gerente de Asmesalud, John Jairo Carvajal, recibieron un impacto de fusil en la base del cráneo, mientras que a Motta le propinaron cuatro disparos.

Guerrilla identificó a sus víctimas.

De acuerdo con los testigos del hecho, la chiva en que se movilizaban fue interceptada por 15 sujetos que portaban armas de corto y de largo alcance, y que vestían prendas de uso privativo de las Fuerzas Militares, quienes los obligaron a descender del vehículo y mostrar su documento de identidad.

Al revisarlos, los cuatro hombres fueron separados del grupo y obligados a tenderse en el piso, donde los asesinaron a quemarropa, delante de los demás viajeros.

Los cuerpos fueron depositados nuevamente en la chiva , con la orden de que fueran conducidos a Campoalegre y entregados a la Policía.

Motta Falla fue uno de los primeros alcaldes amenazados del Huila y del país, y uno de los primeros en presentar su carta de renuncia ante el gobernador del Huila, Juan de Jesús Cárdenas Chávez. Sin embargo, continuó trabajando para la comunidad.

En el momento de su asesinato, no contaba con los escoltas que le había asignado el Gobierno.

En un consejo extraordinario de seguridad, integrado por la secretaria de Gobierno, Sandra Tatiana Serrato, los comandantes de la Policía y del Ejército y los directores del CTI y del DAS, ayer se adoptaron medidas especiales para reforzar la seguridad de todos los alcaldes y concejales del departamento.

Además, se analizó la problemática y las nuevas disposiciones en materia de orden público que se implementarán, pues se teme que las Farc continúen cumpliendo con sus amenazas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.