EL RENACER DE APPLE

EL RENACER DE APPLE

Tengo que confesar, de entrada, que quien esto escribe pertenece al pequeño porcentaje de usuarios de computador que son fervientes y leales defensores del sistema operativo desarrollado por Apple.

12 de septiembre 2002 , 12:00 a.m.

Tengo que confesar, de entrada, que quien esto escribe pertenece al pequeño porcentaje de usuarios de computador que son fervientes y leales defensores del sistema operativo desarrollado por Apple.

Y que no pretendo competir en el análisis de equipos y programas de computador que hace en estas páginas, con menos frecuencia de lo que a uno le gustaría, Walter Mossberg, el experto en tecnología de The Wall Street Journal.

A pesar de ires y venires, de pérdidas y sinsabores, de victorias pírricas contra el monstruo que, hace 20 años, era IBM y, ahora, es Microsoft- hago parte de la minoría del mercado de computadores. Desde, hace 12 años, he procurado tener a mi lado un computador de escritorio o un portátil de esa marca.

Y hoy, aunque la red interna por la que escribo está basada en Wintel, la última versión del nuevo sistema operativo de la compañía de Steve Jobs instalada en un PowerBook G4, me permite entrar y desenvolverme, sin dificultades, en esa red.

Falta ultimar, sin embargo, algunos detalles que no la hacen 100 por ciento compatible. Por ejemplo: no hay comunicación con las impresoras, las citaciones e invitaciones de los calendarios no son intercambiables y hay disparidad en los tipos de letra en presentaciones y documentos.

En los últimos meses, Apple ha emprendido una vigorosa campaña de publicidad sostenida en dos hechos: el lanzamiento de nuevos productos y la transparencia de su sistema con respecto a Windows.

La presentación del iMac, el computador con monitor plano que prácticamente flota en el aire y con un blanco hemisferio como CPU, la hizo un spot publicitario en el que un paseante se acerca a una vitrina haciéndole muecas al computador mencionado, el cual imita sus movimientos con rapidez.

Hay que enfatizar que lo que se mueve es el computador, no la imagen en la plana pantalla.

Con este sencillo truco, que hay que ver mejor que leer, Apple busca demostrar sin excesos la versatilidad operacional y mecánica de su nuevo aparato. A fe que lo logra: con buen humor, agilidad y el toque de distinción que poseen sus productos, sobre todo cuando los hace Jobs.

Y hace pocos días lanzaron una persistente estrategia, ejemplificada en televisión, medios escritos y en su página web destinada a buscar que los usuarios de PC se trasladen a Apple.

La campaña reitera las bondades del nuevo sistema operativo OS X (léasees tenque no se congela, ni se eterniza en la pantalla azul de la muerte como le sigue sucediendo a los de Windows, pero que es, como lo hemos dicho, utilizable con la inmensa mayoría de los programas útiles de Microsoft. Desde luego, lo que está haciendo, Apple es adaptarse a la realidad del mercado en el que fue derrotado por el alud de Windows.

El OS X posee, además, cinco programas aledaños que hacen las delicias de quienes usamos computadores: iTunes para reproducir y grabar música en MP3, iDVD para video, iPhoto para manejar fotografías de cámaras digitales, iCal, lanzado ayer nada más, para manejar calendarios, horarios y recorderis en Internet y el iSync, próximo a lanzarse, que permitirá sincronizar muchos de los periféricos usables en Apple.

Pero no ha sido sólo la comunicación realizada con publicidad la que ha permitido el renacer de Apple. También lo es la comunicación en medios usada por Jobs y Cía. A ese propósito es bueno citar dos frases que reflejan el espíritu descrito en estas líneas.

Una es del mismo Jobs:el 5 por ciento del mercado de computadores. Eso es lo mismo que tiene Mercedes o BMW en el de automóviles.Otra de David Pogue, columnista de computadores de The New York Times que señala:le importa a uno que Windows tenga 30.000 programas si los 5 que uno quiere los tiene Mac?dariovargas@mac.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.