GOLPE A LAS TRANSFERENCIAS

GOLPE A LAS TRANSFERENCIAS

La semana apasada, el presidente de la República, Alvaro Uribe Vélez, planteó la congelación por dos años de los gastos de funcionamiento del gobierno nacional. Y para ello anunció la inclusión del tema en el referendo político, mecanismo para reformar la Constitución Nacional. Luego, el Ministro de Hacienda, Roberto Junguito, ratificó la idea de hacerlo por referendo. (VER CUADRO)

12 de septiembre 2002 , 12:00 a.m.

La semana apasada, el presidente de la República, Alvaro Uribe Vélez, planteó la congelación por dos años de los gastos de funcionamiento del gobierno nacional. Y para ello anunció la inclusión del tema en el referendo político, mecanismo para reformar la Constitución Nacional. Luego, el Ministro de Hacienda, Roberto Junguito, ratificó la idea de hacerlo por referendo.

(VER CUADRO).

La idea del primer mandatario de parar y reducir los gastos de la burocracia fue aplaudida por todos, en particular dada la coyuntura fiscal del país. Sin embargo, quedó la duda acerca de si para lograr ese objetivo se necesita hacer una consulta popular o reformar la Constitución.

El argumento inicial para cuestionar la decisión presidencial es que una congelación de los gastos de funcionamiento, en particular los de personal y los llamados gastos generales se puede hacer usando los mecanismos legales y de operación del gobierno: una simple directiva presidencial o más fácil aún por la vía de recortar el gasto, atribución discrecional del Ministro de Hacienda, que muchas veces para tener piso la aprueba el Consejo de Ministros.

Si ello es así por qué hacerse por referendo? busca algo más el gobierno?. Ayer el ex ministro de Hacienda, JuanCamilo Restrepo, en un artículo en PORTAFOLIO, puso el dedo en la llega: lo que quiere el gobierno es congelar las transferencias a las regiones, el rubro más importante de los gastos de funcionamiento, lo cual en efecto no se puede hacer por la vía ordinaria, sino que requiere una reforma constitucional.

La idea de hacer el cambio en los recursos que la nación gira a las regiones parece estar en la agenda del gobierno. En una reunión sostenida la semana pasada entre el presidente Uribe y un grupo de parlamentarios liberales, uno de ellos dijo que el primer mandatario había dicho que las"transferencias quedaron al revés", en el sentido que están creciendo más que antes de hacer la reforma, cuando el objetivo era hacer lo contrario.

En efecto, el rubro de transferencias, dentro de los gastos de funcionamiento, es el que más está creciendo, pues la realidad es que tanto los de personal y los generales, exceptuando los de defensa, suben a tasas por debajo de la inflación. Para el año entrante, los recursos de transferencias crecerán 17,1 por ciento, de acuerdo con datos del presupuesto nacional.

Los gastos generales están previstos que crezcan al 4 por ciento, pero ese crecimiento en un 60 o 70 por ciento son gastos de las fuerzas armadas y no tendría sentido recortar por este lado cuando se está buscando precisamente reforzar la seguridad nacional.

Los gastos de personal o salarios de los servidores públicos en el proyecto de presupuesto está previsto que crezcan así: seis por ciento para quienes ganen un salario mínimo, pero la realidad es que en el gobierno nadie tiene ese ingreso; quienes ganen el promedio se les reajustará el cinco por ciento y los estratos altos de la administración pública el uno por ciento.

La congelación de sueldos implicaría un aumento del cero por ciento, pero la realidad es que esto podría hacerse por una vía menos "escandalosa" que el referendo.

En los términos anteriores, la parte de funcionamiento que se pretendería modificar, esa sí abultada, es la de las transferencias del gobierno nacional hacia las regiones.

"Creo que deben ser más claros y explícitos para saber que se quiere, pues estaríamos hablancdo de congelar la salud y la educación", dijo ayer el ex ministro Restrepo Salazar.

La reforma constitucional a las transferencias fue uno de los proyectos que mayor discusión generó en la administración Pastrana y su cambio se consideró en su momento como uno de los logros más importantes de la gestión del Ministro Juan Manuel Santos. Su congelación ahora sería un golpe grande a ese logro.

La modificación constitucional fue hecha a través del llamado Acto Legislativo número 01 de 2001 y fue apoyada por los alcaldes de todo el país. Incluso, en su momento, el presidente de la Federación de Municipios, Gilberto Toro, la calificó como histórica.

El senador Luis Guillermo Vélez, considerado por muchos como uno de los más estudiosos del tema fiscal, advirtió que se está comprobando que el esquema de las transferencias aprobado no es el más conveniente, pero también dijo que modificarlo no será nada fácil.

"Intentar una modificación al régimen de transferencias por la vía del referendo no sólo generaría malestar en las distintas regiones del país, sino que sería una buena forma de enterrar el referendo, que a lo mejor es lo que el gobierno quiere", aseguró.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.