MARCHAN CONTRA AZNAR

MARCHAN CONTRA AZNAR

La huelga general de ayer en España, la primera en los últimos ocho años, terminó aparentemente en empate. El país estuvo lejos de la parálisis que pretendían lograr los sindicatos. Pero las centrales obreras cerraron la jornada consiguiendo que cientos de miles de personas marcharan contra el Gobierno en Barcelona y Madrid.

21 de junio 2002 , 12:00 a. m.

La huelga general de ayer en España, la primera en los últimos ocho años, terminó aparentemente en empate. El país estuvo lejos de la parálisis que pretendían lograr los sindicatos. Pero las centrales obreras cerraron la jornada consiguiendo que cientos de miles de personas marcharan contra el Gobierno en Barcelona y Madrid.

No en vano, las dos partes reclamaron la victoria. Los líderes sindicales, asegurando que paró el 84 por ciento de los trabajadores (cuatro millones de personas). Y el Ministerio del Interior, afirmando que el acatamiento a la huelga fue de sólo el 16 por ciento.

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales informó que la huelga tuvo una nula incidencia en el sector de servicios, que representa más del 66 por ciento de la población ocupada y destacó que el consumo de energía eléctrica, indicador de la actividad de comercios e industrias, sólo cayó un 22 por ciento sobre el promedio normal.

La Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras, las dos principales centrales sindicales, aseguraron que paró el 96 por ciento de las industrias y buena parte de las empresas estatales. Y no dudaron en calificar la jornada de rotundo éxito .

EL TIEMPO hizo un recorrido por Madrid y constató una sensible disminución en las frecuencias del transporte público. No obstante, las calles tuvieron durante todo el día un flujo considerable de carros y personas, mientras que casi la totalidad de los comercios, restaurantes y bancos abrieron sus puertas.

Sin embargo, ayer al caer la tarde no menos de 250 mil personas marcharon en Madrid, y una cifra similar en Barcelona, para rechazar una reforma laboral (que la oposición ha bautizado como decretazo ) con la que el gobierno de José María Aznar (derecha) pretende hacer más estrictas las condiciones para el seguro de desempleo y abaratar el despido de trabajadores.

Los protagonistas de la jornada fueron los llamados piquetes informativos . Uno de estos grupos de sindicalistas se instaló en la puerta principal del almacén el Corte Inglés de la calle Preciados para chiflar e insultar a todo aquel que se atrevía a entrar o a salir del almacén.

Sin verguenza , esquirol , hijo de puta , eran sólo algunos de los gritos para quien cruzaba la puerta de esta sucursal de la mayor tienda por departamentos de España.

Una de las mayores rechiflas fue para una inmigrante latinoamericana. Un sindicalista que había estado gritando fascistas a los que entraban o salían, guardó por un momento su libreto ideológico y no dudó en vociferarle a la mujer: ilegal de mierda, vuélvete a tu puto país, desgraciada .

Casi 90 personas fueron detenidas, la mayoría miembros de piquetes sindicales, por agresiones a personas y locales que querían trabajar.

FOTO/AFP.

Casi 90 personas fueron detenidas ayer durante la huelga, la mayoría por agresiones a personas y locales que querían trabajar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.