FARÁNDULA A TU FARÁNDULA

FARÁNDULA A TU FARÁNDULA

El Diccionario Ideológico de la Lengua Española, de don Julio Casares, es más preciso que los críticos de televisión en la definición de farándula . Profesión de los farsantes , la define. Compañía teatral ambulante, compuesta de siete hombres o más y de tres mujeres -añade. El farandulero es un hablador, trapacero , y farandulear es farolear, que en colombiano equivale a chicanear .

14 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

El Diccionario Ideológico de la Lengua Española, de don Julio Casares, es más preciso que los críticos de televisión en la definición de farándula . Profesión de los farsantes , la define. Compañía teatral ambulante, compuesta de siete hombres o más y de tres mujeres -añade. El farandulero es un hablador, trapacero , y farandulear es farolear, que en colombiano equivale a chicanear .

Todo queda, pues, reducido al teatro, que nunca se ha entendido con la política activa. Ha hecho política como sátira, desde Aristófanes hasta Brecht. Siendo profesión de farsantes, escribieron y representaron farsas para que el público se riera de las costumbres perniciosas de su época. Acostumbrados al aplauso, faroleaban , chicaneaban , pero jamás se les ocurría buscar trabajo en los hemiciclos de la política. Farsante que busca puesto en la política es porque lo ve perdido en el teatro.

En el teatro, la televisión o el cine. Farandulero que se queda sin trabajo y desconfía de sus virtudes de cómico, que se ilusiona con la regularidad de un sueldo y la prosperidad de sus bolsillos, cae en nuestro país en la tentación de la política. Pero una cosa son los aplausos y otra los votos; una el histrionismo del escenario y la pantalla chica y otra muy distinta el foro de los hemiciclos. En esa diferencia se pierde una vida. Se pierde un cómico sin ganar un buen político.

En los últimos años, los colombianos eligieron a hombres y mujeres de la farándula, mudos o casi mudos en el ejercicio de la legislatura. Decepcionaron. Por qué? Porque un cómico hace reír y la política, en Colombia, es casi siempre cosa de llorar. No los volvieron a elegir. Algunos se habían vuelto buenos políticos, como Bruno Díaz, pero pagó por los silencios e inexperiencias de Leonor González Mina, Nelly Moreno, Alfonso Lisarazo, Carlitos Muñoz y Edgar Perea. En la política, un actor no puede ser más que un buen maestro de ceremonias.

La popularidad del espectáculo televisivo tiene sus límites. Fueron elegidos, en cambio, figuras del espectáculo deportivo, como María Isabel Urrutia y Willington Ortiz. Van a decepcionar: al Congreso no se va a dar patadas ni a levantar pesas, aunque a veces se den patadas entre los honorables y los pesos pesados no se muevan en décadas de su curul. Por una ironía del voto y del destino, las negritudes no van a tener la voz severa e íntegra de Piedad Córdoba sino la inexperiencia de Urrutia y Ortiz. Culpa de los electores: confundieron el Coliseo con el Agora.

La farándula ha hecho en cambio un formidable aporte a la política. Muchos políticos son hábiles en el manejo de la teatralidad. Actuar es representar, representar es fingir. Con una buena asesoría de imagen, variante del maquillador teatral, actúan, representan y fingen. Donde dicen democracia, dicen bolsillo; donde dicen pueblo, dicen auxilios; donde dicen partido, dicen repartir. Actúan en el Agora como si estuvieran en el Coliseo. Maestros en el tartufismo -criatura de Moliere- se enriquecen con el transfuguismo, apéndice del cinismo, apéndice del oportunismo. Es más posible, pues, que un mal político se convierta en un buen farandulero que un farandulero se vuelva buen político.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.