DESCUBREN CADÁVER BOMBA

DESCUBREN CADÁVER BOMBA

Las Farc asesinaron un niño, a quien acusaron de informante del Ejército, y luego prepararon su cadáver con explosivos para atacar a la Brigada Móvil # 4 en Vista Hermosa (Meta), denunciaron ayer las Fuerzas Militares.

04 de mayo 2002 , 12:00 a. m.

Las Farc asesinaron un niño, a quien acusaron de informante del Ejército, y luego prepararon su cadáver con explosivos para atacar a la Brigada Móvil # 4 en Vista Hermosa (Meta), denunciaron ayer las Fuerzas Militares.

El hecho ocurrió en la inspección de Piñalito, zona rural del mencionado municipio. Miembros del frente 27 de las Farc asesinaron al menor de 14 años. Dentro de sus ropas colocaron explosivos y luego envolvieron el cuerpo en papel de regalo. Luego obligaron a una familia del sector a transportarlo en un vehículo y entregarlo en la sede del Batallón de Contraguerrillas # 40.

Cuando el cuerpo del menor llegó a Vista Hermosa, unidades de la Brigada Móvil # 4 lo detectaron y con la ayuda de técnicos antiexplosivos lograron desactivar la bomba.

Junto con el cuerpo fue hallada donde los guerrilleros de las Farc, donde un subversivo que se halle llamar Alberto Pitufo se adjudica la muerte del menor y anuncia nuevos atentados contra las tropas.

Las unidades contraguerrilla iniciaron de inmediato operaciones para lograr la captura de los subversivos, presentándose un enfrentamiento en el que murieron dos guerrilleros. Las tropas también desactivaron un campo minado de 100 metros de longitud en cercanías a Vista Hermosa.

Esta es la tercera vez que las Farc utilizan cadáveres como señuelos para atacar al Ejército. El 10 de abril, el cuerpo de Pedro Nel Camacho, un campesino de Sibaté (Cundinamarca) fue abandonado por miembros de la columna Abelardo Forero dentro de su camioneta que estaba llena de dinamita. Cuando los técnicos antiexplosivos de la Policía, capitán Germán Arturo Ruíz y el intendente Juan Carlos Medina, intentaron desactivar las bombas, estas explotaron causándole la muerte a los dos uniformados.

También el 22 de abril, dos niños de 14 y 15 años, Norberto Navarro y Jesús María Alvarez, fueron obligados por guerrilleros del frente 61 de las Farc en Acevedo (Huila) a llevar un caballo que cargaba explosivos y dejarlo frente a un grupo de soldados del Batallón Magdalena que patrullaba la zona. Cuando llevaban al animal, la carga explosiva se activó matando a los menores.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.