ASESINADO MONSEÑOR DUARTE C.

ASESINADO MONSEÑOR DUARTE C.

El arzobispo de Cali, monseñor Isaías Duarte Cancino, murió anoche tras un atentado perpetrado por sicarios que le dispararon en la cabeza, después de realizar un oficio religioso en la parroquia del Buen Pastor, del Distrito de Aguablanca en Cali.

17 de marzo 2002 , 12:00 a.m.

El arzobispo de Cali, monseñor Isaías Duarte Cancino, murió anoche tras un atentado perpetrado por sicarios que le dispararon en la cabeza, después de realizar un oficio religioso en la parroquia del Buen Pastor, del Distrito de Aguablanca en Cali.

Duarte Cancino iba acompañado por su conductor Edilberto Ceballos y otros dos sacerdotes: Oscar de la Vega, párroco de la iglesia, y Joaquín Cortés, rector del seminario de Cali, quien al parecer fue herido levemente en un brazo.

Según versiones de la comunidad, dos hombres le propinaron varios disparos de arma de fuego hacia las nueve de la noche. Monseñor Duarte Cancino fue trasladado al hospital Carlos Holmes Trujillo de la capital del Valle del Cauca donde minutos más tarde murió.

Monseñor Duarte Cancino había llegado a la iglesia para oficiar una boda masiva, de más de 100 parejas vecinas del barrio Ricardo Belalcázar, Distrito de Aguablanca, al oriente de Cali. Al salir de la iglesia, en el atrio, fue abordado por dos hombres que le dispararon. La gente trató de montarlo a una camioneta pero iba muy mal , afirmó Ceballos.

Monseñor Duarte se caracterizó por ser uno de los principales opositores del proceso de paz del Gobierno con la guerrilla.

En Cali denunció, días antes de las elecciones para el Congreso, del domingo pasado, que algunas campañas estaban infiltradas por el narcotráfico. Sobre está denuncia el presidente Andrés Pastrana le pidió al religioso que identificara a los supuestos responsables de recibir dineros ilícitos y que si no lo hacía era como tirar la piedra y esconder la mano .

Además, Duarte Cancino había sido defensor de los familiares de los secuestrados de La María y el kilómetro 18 y acuñó la frase de protesta en contra de los plagios: los queremos vivos, libres y en paz .

Reacciones.

El candidato Horacio Serpa, quien era amigo cercano a Monseñor y a quien acudía de vez en cuando para pedirle consejo, afirmó: Es una terrible noticia para el país y para todos los católicos. Era una persona preocupada por la convivencia y la paz en Colombia. Está comprobado que acá vale más la contundencia de las armas que las opiniones .

Por su parte, el presidente de la Conferencia Episcopal colombiana, monseñor Alberto Giraldo, aseguró también que de Duarte Cancino era muy conocido su compromiso con el país. Queda el interrogante sobre qué está pasando y cuáles son las fuerzas oscuras que se ensañan contra el país? , agregó Giraldo.

Preocupado por la impotencia en que están viviendo los colombianos, el candidato presidencial, Luis Garzón, aseguró que no quiero dramatizar, pero intuyo que estamos entrando en la fase de mayor violencia que se ha vivido en Colombia. Esto es resultado de la ausencia de gobernabilidad que solo supone el aumento de esta difícil situación .

Matar a monseñor Isaías Duarte es herir el sentimiento más profundo de los colombianos , enfatizó, por su lado, Noemí Sanín.

Alvaro Uribe Vélez, con quién monseñor Duarte había fundado la Comisión de paz de Antioquia, dijo: Me duele profundamente su asesinato, es una tragedia para la vida nacional.

Al cierre del esta edición, también se registró un apagón que afectó al 60 por ciento del país.

Una vida dedicada a la Iglesia.

Monseñor Isaías Duarte Cancino nació en San Gil, Santander, el 15 de febrero de 1939. Estudió el bachillerato en el Instituto del Estado en la ciudad de Bucaramanga, cursó filosofía en el Seminario de Pamplona y obtuvo la licenciatura en teología dogmática en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

Recibió la ordenación sacerdotal en Roma el primero de diciembre de 1963 y posteriormente se vinculó a la entonces Diócesis de Bucaramanga.

Como sacerdote desempeñó los siguientes cargos: Vicario Cooperador en la Catedral Bucaramanga y profesor en el Seminario Mayor de Pamplona. Ha sido párroco en las iglesias del Espíritu Santo, Catedral de Bucaramanga, Girón y Málaga. También estuvo como Vicario episcopal de la región cuyo centro en Málaga.

También ejerció como director espiritual del Seminario Mayor de Bucaramanga y simultáneamente Vicario pastoral de la Arquidiócesis de Bucaramanga.

El 10 de abril de 1985 fue nombrado obispo titular de Germania de Numidia y auxiliar de Bucaramanga y fue consagrado el 17 de julio siguiente y el 18 de julio de 1988, como primer obispo de la recién creada Diócesis de Apartadó, donde se desempeñó hasta el 9 de septiembre de 1995 cuando se posesionó como Arzobispo de Cali, en reemplazo de Monseñor Pedro Rubiano Saénz.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.