LA LETRA CON SICOLOGÍA ENTRA

LA LETRA CON SICOLOGÍA ENTRA

Los profesores que hacían de su clase un régimen del terror, porque tenían como máxima que la letra con sangre entra, desaparecieron de los planteles. Sin embargo, fueron reemplazados por otros que recurren a la presión, la amenaza y el grito.

16 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

Los profesores que hacían de su clase un régimen del terror, porque tenían como máxima que la letra con sangre entra, desaparecieron de los planteles. Sin embargo, fueron reemplazados por otros que recurren a la presión, la amenaza y el grito.

La letra con sicología entra, y no solo por parte de los maestros. Del maltrato nadie se salva en los colegios. Los alumnos están a la defensiva, preparados para responder a cualquier agresión de sus compañeros y adultos; los padres retan al docente y este último es presionado por los rectores.

A esta conclusión llegó el Convenio del Buen Trato (organización liderada por Casa Editorial EL TIEMPO y las fundaciones Restrepo Barco y Rafael Pombo), después de hacer una serie de talleres, durante todo el año pasado, con alumnos, padres y profesores en seis colegios privados de Bogotá.

Una de las formas de agresión entre los estudiantes es El matoneo . Así llaman niños y jóvenes a la extorsión para conseguir dinero, comida o dejar al otro en ridículo. Esta actividad no tiene lugar ni hora y se lleva a cabo tanto dentro como fuera del plantel.

Los expertos también encontraron grupos de alumnos que se dedican a discriminar a los demás por dinero, estrato social y estética.

Martha Ayala, sicopedagoga que participó en la elaboración de este proyecto, sostiene que el maltrato verbal y la indiferencia son las principales agresiones en el aula y lo preocupante es que es transmitido de generación en generación.

En otro colegio encontraron que los estudiantes se sentían tan agredidos que redactaron un memorial de agravios. Exigimos buen trato bilateral ; queremos que los profesores escuchen nuestras decisiones ; exigimos que nos califiquen no por la apariencia sino por el conocimiento son algunos de los puntos de dicho memorial.

Adriana Gutiérrez, docente que participó en el diagnóstico, afirma que los jóvenes están envueltos en una cultura de maltrato que viene desde sus casas. Muchos dicen que sus padres les enseñaron: si le pegan, hay que pegar el doble de fuerte .

Debilidades de los adultos.

Mientras que los alumnos se sentían maltratados con agresiones como: mi profesora de filosofía me hace sentir bruta y mi profesor me amenaza con poner notas en la agenda o llevarme a coordinación , los docentes también se sienten agredidos por padres y alumnos.

Los profesores se quejaron: mis alumnos no me respetan una vez un directivo nos dijo: si no le sirve, la puerta está abierta , me gritan y escucho reclamos injustificados de padres .

Gutiérrez sostiene que los padres intimidan a los docentes haciéndoles saber que ellos conocen más sobre cómo educar a los niños. Por esto el profesor, al sentirse amenazado, hace venganza con su arma: la nota.

Por otro lado, los padres también viven sus propios maltratos. Ayala dice que ellos son los que más sufren porque sus hijos los agreden de una manera estratégica y cruel.

Algunas afirmaciones de los padres corroboraron esto: solamente existo para mi hijo cuando necesita plata , mi hija me grita y me juzga por todo y me siento mal porque mi hijo dice que no me quiere .

Los padres aceptaron que están encadenados al maltrato explica Ayala . Algunos confesaron que toda la vida han sido agredidos, desde el colegio y la universidad hasta en su vida laboral .

La causa de toda la cadena de maltrato según coincidieron Ayala y Gutiérrez es, por un lado, que los jóvenes se sienten solos y sin afecto y, por otro, que los maestros quieren mantener la autoridad, disciplina y respeto, aunque ya no sea por medio de un reglazo o un coscorrón .

Compromisos de buen trato.

Al finalizar los talleres, tanto estudiantes como profesores y alumnos hicieron compromisos de buen trato dentro de los planteles.

Por ejemplo, los profesores de un colegio institucionalizaron un correo al Doctor Tolerancia . En este, cualquier persona vinculada a la institución podrá escribir la razón por la que se siente maltratada.

En otros planteles se incentivará con premios a los que hagan acciones de buen trato; habrá campañas educativas de respeto y asignaturas de valores.

Los padres se comprometieron a ejercitar la tolerancia no solo en el sitio de trabajo sino también con su familia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.