EL HÁBITO SÍ HACE AL ACTOR

EL HÁBITO SÍ HACE AL ACTOR

Puede que los nombres de Diego Guarnizo, Rosita Cabal, Rosario Lozano y Fernando Móseres no le digan gran cosa al televidente, a pesar de que sus créditos se han visto centenares de veces en las pantallas, en los cabezotes que anuncian la iniciación de una telenovela.

16 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

Puede que los nombres de Diego Guarnizo, Rosita Cabal, Rosario Lozano y Fernando Móseres no le digan gran cosa al televidente, a pesar de que sus créditos se han visto centenares de veces en las pantallas, en los cabezotes que anuncian la iniciación de una telenovela.

Pero si contamos que Guarnizo es el responsable del look de Mirando Zapata (El inútil); que Cabal es quien afeó a Ana María Orozco para interpretar a Beatriz Pinzón (Betty, la fea); que Lozano vistió a la española Angela Molina, la Yocasta de Edipo Alcalde y que Móseres se encargó de la pinta de Las Juanas, quizá el televidente se ubique más.

Ellos son vestuaristas, los encargados de ataviar a los actores de acuerdo con el personaje que deben interpretar. Pocas veces el vestuario es protagonista, pero ayuda al actor a entrar a personificar - explica Cabal- . El hábito no hace al monje, es cierto, pero en estos casos enriquece al personaje . Ella, por ejemplo, decidió que Betty debía calzar zapatos demasiado grandes para su talla, así caminaría con torpeza...

Lozano, graduada como vestuarista de espectáculo en la Universidad de Trajes y Moda de Roma, y con 20 años de trayectoria en el medio, habla de tres lenguajes diferentes a la hora de definir la ropa de un personaje. Para TV, como la pantalla es pequeña, no se registra tanto detalle, sino un conjunto general: Es como el periodismo, con respecto a la literatura, por su inmediatez . Cuando se trata de películas de cine, la pantalla es grande y los detalles importan demasiado porque los primeros planos son muy exigentes. Es como escribir una novela , dice. Y, si es teatro, como no hay pantalla sino escenario, se trabajan volúmenes, como si se hiciera un retrato, como la poesía.

Esta labor, que es mucho más que simple costura, significa también narrar con las prendas y accesorios. Y es esencial en el lenguaje de la dramaturgia. Por eso, el próximo domingo, a las 5 de la tarde, cuando finaliza el Bogotá Fashion, el cierre será un desfile en el que participarán muchos actores caracterizados con personajes inolvidables: Carolina Trujillo, como Francisca Muriel (La casa de las dos palmas), inaugura la pasarela, Isabella Santodomingo, como Camila, la de Perro Amor, Víctor Mallarino (Mirando Zapata), Ana María Orozco, como Betty, la fea y María Cecilia Botero, como Yadira, la ardiente (Caballo viejo), entre muchos otros.

La idea se le ocurrió a Guarnizo, también responsable del vestuario de Perro amor, Por qué diablos, La otra mitad del sol e Isabel me la veló, un publicista de carrera que comenzó como asistente del fallecido Iván Martelo, creador del vestuario de La casa de las dos palmas. Por este motivo el programa estará dedicado a él.

Este desfile será transmitido en diferido, este mismo día, a las 8 y 30 de la noche por el Canal RCN.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.