POR DIOS, NO LAS CORTEN!

POR DIOS, NO LAS CORTEN!

Tan antigua como la entrada de Jesucristo a Jerusalén, es la tradición de los católicos de cortar los cogollos de la palma de cera para elaborar los tradicionales ramos del Domingo de Ramos.

16 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

Tan antigua como la entrada de Jesucristo a Jerusalén, es la tradición de los católicos de cortar los cogollos de la palma de cera para elaborar los tradicionales ramos del Domingo de Ramos.

Las tradiciones de los católicos no son censurables, dicen los ecologistas tolimenses. Lo que resulta paradójico es que la Palma de Cera o mal llamada de ramo , declarada árbol nacional de Colombia, enfrente una crítica situación de conservación debido la destrucción y fragmentación de su hábitat y a la arraigada costumbre de usar sus cogollos para Semana Santa.

Según el sacerdote Fernando Aguirre de Ibagué, cada año por esta misma época se da la misma discusión sobre la utilización de la palma de cera, pero existen estudios que indican que no esta la palma que se utiliza, sino la llamada Palma de vino .

Sin embargo, dice el sacerdote de la capital tolimense para bajarle un poco a la discusión, que en diferentes parroquias, el año pasado, por ejemplo, se les recomendó a los feligreses que en lugar de ramos utilizaran banderas blancas, pancartas o pañuelos.

Conservación Internacional, organización americana con sede en Colombia, lidera este año la conservación de la Palma de Cera. Según ellos, la opinión publica ignora los graves daños que al ambiente se hacen las vísperas de Semana Santa.

Este año la preocupación adicional es la supervivencia del loro orejiamarillo , especie en crítico peligro de extinción (menos de 600 individuos, 61 de ellos en el Tolima), dependiente de la Palma de Cera, su fuente de alimento, lugar de dormidero comunal y el único sitio donde la especie encuentra un lugar adecuado para anidar.

Foto.

Los graves daños al ambiente que se hacen en vísperas de Semana Santa, producen la destrucción de cientos de palmas cada año, las cuales pueden tener fácilmente mas de 25 metros de altura y más de 200 años de edad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.