LA VIDA ÍNTIMA DE LA ROPA INTERIOR

LA VIDA ÍNTIMA DE LA ROPA INTERIOR

Es un mundo de minucias. De mujeres sentadas frente a sus máquinas trabajando en silencio. Un universo de manos perfectas que cosen parte por parte panties y brasieres, que conocen de encajes y refuerzos, y cuyo margen de error es de 3 milímetros por prenda.

17 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

Es un mundo de minucias. De mujeres sentadas frente a sus máquinas trabajando en silencio. Un universo de manos perfectas que cosen parte por parte panties y brasieres, que conocen de encajes y refuerzos, y cuyo margen de error es de 3 milímetros por prenda.

Sólo cinco hombres deambulan por ahí: el gerente de producción, un ingeniero de sistemas y tres ayudantes. La ropa interior llega a las mujeres gracias a otras mujeres, en estilos, telas, materiales y colores que cambian con los avances de la tecnología.

Las colombianas son aún tradicionales en cuanto a colores: negro, blanco y beige. Es difícil que se decidan por otros tonos , afirma Héctor Zapata, gerente de producción de una reconocida empresa. Menos las vallunas y las del Eje Cafetero, que se arriesgan .

Lo descubrieron en un estudio de mercadeo realizado el año pasado en el que, además, las bogotanas y las costeñas salieron conservadoras en colores pero no anticuadas. Finalmente, en Colombia se encuentra ropa interior muy variada y los diseñadores trabajan constantemente en eso.

Trabajo de ingeniería.

Sandra lleva siete años en la fábrica. Su labor es supervisar las prendas y para ello tiene una tabla en la que pone los panties y los sostenes cuando llegan a su mesa, en los que les hace una prueba de elongación. Es un trabajo de ingeniería, porque cada copa debe cazar perfecta con la otra al doblarlo , afirma Zapata. Lo mismo cada encaje y las tiras.

Sandra seguramente no sabe que la historia de la ropa interior data de 20.000 años de antiguedad. Pinturas rupestres del Neolítico muestran a mujeres con sostenes hechos con pieles de animales.

En Asiria, Egipto y Creta también se utilizaron y con sentido mágico. En este último lugar se encontró una urna de 5.000 años de antiguedad con una sacerdotisa que llevaba un corsé de bronce.Pero no siempre ha sido un asunto de mujeres. En el siglo XV ellos los llevaban hechos en madera, como Enrique III, que tenía una cintura envidiable .

Cuestión de dolor.

Y aunque hoy son prendas cómodas y parte integral de la pinta diaria, hubo épocas en las que causó dolor. En la Francia de Luis XVI, el talle se estrechó y el corsé oprimió.

En 1913, Mary Phelps Jacob, se inventó un brasier que dividía los pechos, pero solo hasta el fin de la Primera Guerra Mundial se desterró el corsé y los experimentos de tela empezaron: caucho de látex y amoniaco fue uno, llamado lastex, e impensable de usar hoy, cuando lycra, lycra nylon, algodón, power net y microfibra son los textiles que se utilizan.

Sin embargo, sólo hasta la década de los 80 panties y brasieres se volvieron prendas de vestir, cuando los diseñadores se dieron a la tarea de crear pensando en la mujer sensual que quiere verse atractiva así esconda su ropa íntima.

Ellas, que en los 70 se rebelaron contra el sostén, regresaron a él para convertirlo en conjunto de su panty y recibirlo lleno de encajes y colores. O como un top acompañado de un pantaloncillo. También en tanga brasilera o con una técnica para aplanar el abdomen.

Pero lo que pocos saben es que estas piezas tan pequeñas tienen más partes que una prenda externa. El brasier consta de copa, espalda, cotilla, centro, tiranta, elásticos, sisa, escote, bases y gancho. Y el panty, de delantero, trasero, refuerzo de algodón, encaje (no todos) y elásticos. Hacerlos es un verdadero arte. Por eso las manos de un hombre poco se meten por ahí. Los que llegan se van antes de un mes, desesperados por tanta meticulosidad y detalle , dice Zapata. Prefieren verlos desde otro lado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.