LA MALDICIÓN DE LOS CUARTOS

LA MALDICIÓN DE LOS CUARTOS

Por la lotería de los tiros penaltis, que hace pocos días le había sonreído con Irlanda, España perdió la oportunidad de ser semifinalista de la Copa Mundo por primera vez en su historia. El portero Lee Won Hae le detuvo el disparo a Joaquín y revivió para los ibéricos la dolorosa maldición de los cuartos de final .

22 de junio 2002 , 12:00 a. m.

Por la lotería de los tiros penaltis, que hace pocos días le había sonreído con Irlanda, España perdió la oportunidad de ser semifinalista de la Copa Mundo por primera vez en su historia. El portero Lee Won Hae le detuvo el disparo a Joaquín y revivió para los ibéricos la dolorosa maldición de los cuartos de final .

En 1986, tras avanzar como segundo de su grupo, detrás de Brasil, España dio la sorpresa de los octavos de final al golear 5-1, con 4 goles del Buitre Emilio Butragueño, a la debutante Dinamarca, sensación del torneo hasta ese momento. Sus acciones cobraron un altísimo valor, entonces, hasta que se encontraron con la solidez de Bélgica, que la sacó en los cobros desde el tiro penalti. El partido había concluido 1-1 y una cierto del portero Jean-Marie Pfaff mandó a casa a los de Miguel Muñoz.

En 1994, es decir, 8 años después, el equipo dirigido por Javier Clemente se instaló cómodamente en los octavos de final tras una primera ronda en la que tuvo como rival, irónicamente, a Corea del Sur. Allí aplastó 3-0 a Suiza y siguió campante su camino hasta que, en seco, lo detuvo Italia. Ese nuevo revés dio pie para que la prensa deportiva española hablara de la maldición de los cuartos de final .

En 2002, curiosamente 8 años más tarde, José Antonio Camacho, antes protagonista desde el campo contra Bélgica en 1986, ahora desde el banquillo técnico, volvió a sufrir la pesadilla. Corea del Sur, un equipo de camiseta roja (aunque esta vez jugó de blanco), como los belgas, arañó el empate y celebró en los penaltis.

Al derrotar a Eslovenia (3-1), España rompió con 52 años del maleficio del debut: desde Brasil-50, su mejor actuación, no podía ganar el primer partido de un Mundial. Por eso, el grupo capitaneado por Fernando Hierro tenía la ilusión de acabar, también, con la maldición de los cuartos de final . La primera asignatura se pasó con nota sobresaliente; la segunda quedó pendiente.

CARA Y CRUZ EN AMARILLO, AZUL Y ROJO.

El 22 de junio ofrece recuerdos contradictorios para Colombia en la historia reciente de la Copa Mundo. De profunda tristeza en Estados Unidos-94, de efímera alegría en Francia-98.

En el estadio Rose Bowl de Los Angeles, Colombia cayó ese día 1-2 con Estados Unidos y, sorpresivamente, se despidió del Mundial prematuramente. El equipo de Francisco Maturana había llegado como favorito al título y era el primero en despedirse. Un autogol de Andrés Escobar y un tanto de Ernie Stewart le dieron la victoria al cuadro local, mientras que Adolfo Tren Valencia marcó el descuento.

Hace 4 años, en el estadio La Mosson, de Montpellier, el equipo de Hernán Darío Bolillo Gómez obtuvo su única victoria, la última de nuestro país, en ese Mundial. Fue 1-0 sobre Túnez, con agónico gol del debutante Léider Calimenio Preciado, a pase magistral de Carlos El Pibe Valderrama.

FOTO/AFP.

Desconsuelo total de la Selección España. Carlos Puyol y Luis Enrique no pueden ocultar la desazón por la eliminación en la definición con tiros penaltis. Un triste adiós al Mundial.

FOTO/Archivo EL TIEMPO.

Hace ocho años, esta jugada infortunada de Andrés Escobar tuvo consecuencias lamentables para él y la Selección Colombia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.