ASAMBLEAS, CON LA NUEVA LEY!

ASAMBLEAS, CON LA NUEVA LEY!

El 4 de agosto del 2001, se le dio vía libre a la nueva ley de propiedad horizontal. Con este soporte jurídico e imperativo, los administradores, consejos de administración y revisores fiscales de los edificios y conjuntos tienen herramientas actualizadas de las cuales nos habla la abogada Nora Pabón, a propósito de las asambleas que -en la mayoría de los casos- se inician hoy.

16 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

El 4 de agosto del 2001, se le dio vía libre a la nueva ley de propiedad horizontal. Con este soporte jurídico e imperativo, los administradores, consejos de administración y revisores fiscales de los edificios y conjuntos tienen herramientas actualizadas de las cuales nos habla la abogada Nora Pabón, a propósito de las asambleas que -en la mayoría de los casos- se inician hoy.

Cuál es la importancia de la asistencia a las asambleas? Por qué las de este año revisten mayor interés?.

La mayoría de las personas hacen caso omiso a lo que suceda en el edificio o conjunto y deja que decidan unos pocos. Sin embargo, la importancia de asistir a las asambleas tiene relación con la protección de los derechos fundamentales de los residentes o usuarios y toca también su patrimonio.

En la asamblea se tratan asuntos que conciernen a todos y que se refieren a la salubridad, a la seguridad, a la tranquilidad en los bienes privados y comunes, a la inversión en obras para arreglar los aparatos y sillas de los parques, colocar elementos de señalización para niños, ancianos y personas con cualquier clase de limitación física, obras referentes a escaleras y ascensores, entre otras.

Es en la asamblea, precisamente, los afectados pueden poner en conocimiento de los demás copropietarios problemas comunes como el ruido de las alarmas, la falta de aseo de propietarios o perros o el inconformismo -sustentado- por las actividades del salón comunal; igualmente, es el mejor escenario para proponer soluciones.

Además, en la asamblea se debaten y deciden asuntos que inciden en el derecho de propiedad y por lo tanto en los actos de uso, goce y disposición de los inmuebles. Cuántas veces una persona envía cartas o quejas al administrador sobre hechos violatorios al reglamento, sin obtener una respuesta? Por eso, en la asamblea pueden manifestar su desacuerdo y buscar la solución.

Las decisiones son trascendentales.

Una decisión de la asamblea puede aumentar o disminuir de manera indirecta el patrimonio y la renta de las personas. Estas pueden tener distribuido su presupuesto personal, pero la asamblea puede aumentar las cuotas de administración más de lo previsto o emprender obras que valoricen el edificio o conjunto con lo cual se estará avaluando mejor cada unidad privada.

Aunque considero que algunos de los motivos expuestos son suficientes para llamar la atención de quienes no asisten a las asambleas, este año existe una razón adicional y de gran trascendencia: la aprobación de la reforma de los reglamentos para adaptarlos a la nueva ley 675 del 2001.

Qué requiere el administrador?.

Necesita recursos económicos para emprender sus labores. El hecho de poder cobrar las cuotas, con un proceso más ágil previsto en la nueva ley, y que el juez aplicará a los edificios con reglamentos ya reformados, garantiza que se pueda cobrar la cartera morosa judicialmente.

Los reglamentos requieren modificación además porque la ley solo es un marco que si bien tiene disposiciones obligatorias, también tiene otras que se deben desarrollar en cada reglamento de acuerdo con diversas circunstancias de cada edificio o conjunto.

La asamblea ordinaria deben guiarse por por la nueva ley o por el reglamento?.

La nueva ley está vigente y las anteriores derogadas. La misma Ley 675 del 2001 establece un periodo de transición de un año que vence el 3 de agosto próximo y que podría prorrogarse por seis meses, según decisión del gobierno. Durante este periodo rigen los reglamentos que no se hayan reformado y aunque el artículo 86 es contradictorio y confuso, el parágrafo transitorio del mismo no ofrece discusión.

Los reglamentos no reformados hacen parte de las escrituras de transferencia de cada unidad privada y la única forma de dejarlo total o parcialmente sin efectos y no cumplirlo, es reformándolo a través de una escritura pública que se debe registrar en la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos.

Para las convocatorias, aspectos sobre poderes, quórum, celebración de la asamblea, ejercicio de las funciones de la misma, deben consultarse y aplicarse a los reglamentos vigentes. En vacío de estos podría darse aplicación a temas consagrados en la nueva ley, especialmente en lo que hace relación a lo de procedimiento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.