ARQUITECTO

Este arquitecto de la Universidad del Atlántico y egresado de la Escuela de Bellas Artes de Cartagena es uno de los artistas más conocidos de Cartagena. Trabajó al lado del español Juan Manuel Zapatero en la restauración de las murallas y demás monumentos históricos de la ciudad. Y ha laborado en ese campo en el exterior; en Panamá y Venezuela sobre todo.

21 de octubre 1990 , 12:00 a. m.

Martínez es asesor de las obras contratadas por el gobierno de Bolívar con la firma Sierras y Cía para dotar de talleres de modelado, escultura, cerámica y audiovisuales a la Escuela de Bellas de Cartagena. La interventoría estuvo a cargo del arquitecto Flavio Romero, adscrito a la Secretaría de Obras Públicas de Bolívar.

El proyecto original de recuperación del Convento de San Diego, aprobado y financiado por Inmuebles Nacionales, contemplaba no solo la restauración del antiguo claustro sino también una adición para llenar las necesidades espaciales de la futura escuela. En la primera etapa, de restauración propiamente dicha, se recuperaron la cubierta en madera y teja española, las arcadas, balaustradas y toda la obra de carpintería. Aquello fue en 1984.

La nueva obra, la que está por entregarse, alberga talleres varios y empalma el juego de cubierta (techos) antigua con la moderna para lograr así espacios de doble altura como los talleres de cerámica y escultura. Al mismo tiempo, alturas de dos pisos para fotografía y audiovisuales. El nuevo patio encaja en el antiguo claustro. Conserva el mismo carácter espacial a pesar de ser dos construcciones diferentes en época y estilo.

La obra que se trabaja no es una edificación de tipo colonial sino contemporánea, en la que se han utilizado materiales que armonizan con el conjunto. Los materiales utilizados fueron hormigón armado en columnas, vigas y placas; pisos de mortero de cemento y baldosas de barro cocido para el patio. Los techos, en cambio, siguen no solo el trazado de los antiguos sino que emplean los mismos materiales del claustro: madera y teja de barro.

El nuevo bloque tiene la ventaja de lograr comunicación con la calle, facilitando el acceso de personas y materiales. También se comunica con el claustro.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.