ALEMANIA CON POCO GANA

ALEMANIA CON POCO GANA

El primer finalista de la Copa del Mundo 2002 se caracteriza por su juego preciso, la disciplina y concentración en el campo de juego y por la efectividad en el remate final.

25 de junio 2002 , 12:00 a. m.

El primer finalista de la Copa del Mundo 2002 se caracteriza por su juego preciso, la disciplina y concentración en el campo de juego y por la efectividad en el remate final.

En el partido de hoy frente a Corea, los alemanes cambiaron la repetida fórmula de lanzar centros por un juego más colectivo en el que trataron de penetrar la defensa coreana con paredes creadas entre Michael Ballack y Miroslav Klose, aunque el goleador demostró una vez más que para ser peligroso, los balones le deben llegar a la cabeza.

El cambio de disposición de los europeos permitió ver un partido un poco más entretenido, muy diferente a los juegos previos carentes de emociones por la insistencia en los pelotazos y el nulo manejo del balón en el medio campo. Los remates de media distancia de Torsten Frings fueron otra alternativa que mostró el equipo alemán.

Los tricampeones hoy utilizaron una línea de tres en el fondo en la que el más destacado fue el Carsten Ramelow, quien anuló cualquier intento de salida por la derecha de Hwang Sun Hong. Atrás como ha sido una constante en el campeonato, el arquero Oliver Khan evitó la caida de su valla en la única llegada con peligro que tuvo Corea en el primer tiempo.

Para llegar por séptima vez a la final, Alemania mostró primero un juego vertical frente a Arabia Saudita donde siempre encontró la puerta abierta y aprovechó cada opción que tuvo. Después contra Irlanda volvió a ser dominador hasta que consiguió el gol y pagó muy caro la decisión de regalar el segundo tiempo al sentarse a esperar la propuesta irlandesa. Finalmente los juegos contra Estados Unidos y Paraguay en las fases previas a la semifinal se caracterizaron por la escasa iniciativa de los germanos y por el oportunismo de los delanteros que aprovecharon la opción más clara.

Sin cambiar mucho su juego Alemania avanzó una vez más en este Mundial. De nuevo un centro fue el origen de la victoria, aunque esta vez el pase de la muerte fue a los pies de Ballack y no a su cabeza, lo que demuestra que los germanos tienen otras alternativas.

COMO LLEGO ALEMANIA?.

Alemania debutó con goleada en este Mundial, al vencer 8-0 a Arabia Saudita, en el Grupo E, que completaban Camerún e Irlanda. En la primera ronda, los alemanes vencieron 2-0 a Camerún y 1-0 a Irlanda.

En octavos, se efrentaron a los paraguayos, quienes se despidieron del Mundial con un 1-0 en su contra. Los alemanes pasaron a semifinales a costa de la sorprendente Estados Unidos, a la que vencieron 1-0. Esta mañana, en un aburrido partido, sacaron del camino a los coreanos 1-0 y ahora esperan conocer a su rival, que se define mañana entre Brasil y Turquía.

FOTO/AFP.

Los resultados son contundentes para felicidad de los alemanes. Y están en la final. Aquí celebran el gol Michael Ballack (13), Marco Bode (17) y Torsten (22).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.