SINFONÍA DE COLOMBIA EN MEDELLÍN

SINFONÍA DE COLOMBIA EN MEDELLÍN

Aunque estaban vestidos de futbolistas, más bien parecían integrantes de la Orquesta Sinfónica... En todo caso, el concierto resultó del agrado de todos, y Colombia, que se prepara para el Mundial-USA 94, tuvo un feliz reencuentro con el buen fútbol y finalmente le ganó al Eintracht Frankfurt, 4 por 0.

23 de mayo 1994 , 12:00 a.m.

Asprilla en dos ocasiones, Aristizábal y Rincón, de pena máxima, fueron los anotadores.

Hubo tiempo hasta para la recreación y el reconocimiento. Porque Hernán Darío Gómez, emocionado por la demostración, obligó a salir del banco a Francisco Maturana para que la afición, aquella que por momentos le reprocha su ida a Cali, se volcara a corear su nombre y lo aplaudiera.

Por fin se le vio al técnico chocoano una amplia sonrisa. Y tenía motivos suficientes para sentirlo así, sentimentales y futbolísticos, porque la Selección Colombia entregaba un concierto en el Atanasio Girardot para una goleada de 4-0 sobre el Eintracht Francfort, de Alemania.

El público estaba enloquecido. Faustino Asprilla se había elevado espectacularmente para sostenerse en el aire y conectar un cabezazo, cambiándole de ángulo al golero alemán y señalaba el inobjetable cuarto tanto, el segundo de su cosecha. Había iniciado la cuenta (primer minuto de juego) y la terminaba a los 15 del complemento.

Habrá el reparo porque fue evidente la escasa condición física de los alemanes, muchos de ellos en posición de jarra, cuando no se asomaba el primer cuarto de hora. Hasta el capitán y veterano Uwe Bein tuvo que pedir cambio a los 36 minutos de la inicial porque los pulmones ya no le aguantaban el ritmo impuesto por Colombia.

Pero más allá de la precaria situación del Eintracht, hay que elogiar la seriedad con la cual Colombia afrontó el compromiso.

Al minuto de juego, con la fantasía entre Tino y Valderrama para terminar con un remate de zurda del tulueño. Y a los 5, con un robo de Gabriel Jaime Gómez, quien fue a presionar la salida, y la pelota fue a los guayos de Víctor Aristizábal, quien no tuvo problemas para vencer al guardameta Ernet.

Pese al 2-0 tempranero, Colombia jamás perdió el control y, más bien, se dedicó a recordar conceptos con los recién llegados del exterior.

SINFONICA Por ejemplo, un inmenso Freddy Rincón con su tranco para despedazar la defensa, también juntándose con Valderrama y para recordar, por si las dudas, que es el titular indiscutible.

Con un Asprilla punzante, tanto en gambeta corta como larga, con sus piques hasta el fondo que le sacaron el oxígeno a los alemanes en la primera media hora.

Y con Víctor Aristizábal rotando en el frente de ataque, viniendo a la mitad a tocar como pivote y hacer el desgaste por la distracción que genera. Más presencia en el primer tiempo que en el segundo.

En el complemento fue más asfixiante el dominio colombiano. Primero por la intención clara de sacarle provecho, lo más posible a este fogueo, sin importar el cansancio del enemigo. Y, segundo, porque se asociaron en la mitad Valderrama, Asprilla y Rincón, para entregar un recital de toque con entradas y salidas sucesivas.

A los 8 minutos, la pena máxima de Dickhant, ante el amague en velocidad de Asprilla. La ejecución fue de Rincón, potente. Pero lo detuvo a medias Ernet, y el propio Freddy volvió a rematar para el 3-0.

Y a los 15, ese fenomenal salto de Asprilla (centro de Herrera), como en un sostenido de baloncesto y pegarle el frentazo al otro palo de la posición del guardavallas.

Por esa contundencia, artística y futbolística, hubo aplausos para todo el mundo. Con el reconocimiento de la afición hacia Bolillo y Maturana. Y porque todos debían gritar y bailar en la fiesta, se hizo un cambio masivo, como nunca se observó en este proceso.

El rival no dio la medida. Pero sirvió para comprobar que la Selección paulatinamente llega a su mejor estado, con dos jugadores como Asprilla y Rincón que le entregan, indudablemente, un perfil de alto vuelo.

Con la direcciín de Juan Manuel Gómez, los equipos alinearon así: Colombia: Córdoba (6); Herrera (7), Mendoza (6), Escobar (6) y Pérez (6, Osorio-6); Rincón (8), Alvarez (7, Gaviria), Gómez (7) y Valderrama (7, Lozano); Asprilla (9, De Avila) y Aristizábal (6, Valenciano).

Eintracht Francfort: Ernet (5); Binden (5), Binz (5) y Tchadadze (5); Kaimat (4), Konjenove (5), Dickhant (4), Wolf (5) y Bein (Osei-5); Yeboah (4) y Funtak (4, Becker).

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.