MI GABINETE

Me gusta el gabinete del Presidente Uribe. Lástima que no le metió un criollito de pata al suelo.

25 de junio 2002 , 12:00 a. m.

Me gusta el gabinete del Presidente Uribe. Lástima que no le metió un criollito de pata al suelo.

Al máximo cenáculo del poder, el Consejo de Ministros, le sienta bien alguien sin pedigree que represente con naturalidad e irreverencia esa millonada de votos fatigados de la violencia y la politiquería. Hay ciudades tan limpias que dan asco , dijo García Márquez.

Así mismo, tanto tecnócrata ilustre con diplomas y apellidos de la jai, causa desconfianza, pues ellos jamás comprenderán cosas como: aguantar hambre, dormir en una choza, solicitar un crédito en un banco, montar en bus, soportar la amenaza de individuos armados en el patio de su casa, ver llevar obligados los hijos menores a la guerra, esperar por muchos años una obra prometida por un político.

Pero, qué carajo, la mayoría de estos ministros conocen su ramo. Por ejemplo, el de Agricultura. No es fácil encontrar un colombiano más informado, sensibilizado y experimentado con el tema que Carlos Gustavo Cano.

O, qué tal la señora encargada de la Defensa, modelo de eficiencia, pulcritud, dedicación. El Director de Planeación, Santiago Montenegro, un pilo pastuso de primer orden.

La doctora Cecilia María Vélez, la mejor ejecutiva del país en el campo educativo, difícil encontrar alguien con mayor preparación para este cargo. Cómo podrían fracasar? Me encuentro en el grupo de quienes creemos que a este gobierno le tiene que ir bien porque sí.

Ojalá este Presidente le meta pueblo a las decisiones y no le coma tanto cuento al FMI, le sirve recordar al Presidente Carlos Lleras Restrepo, quien mandó a sus funcionarios a freir espárragos. O recuerde lo que dijo Noam Chomsky, el linguista americano, profesor del Instituto Tecnológico de Massachussets, hace pocas semanas al recibir el Doctorado Honoris Causa de la Universidad Nacional de Bogotá: Si consideramos la historia económica moderna de los últimos siglos, los países que han podido desarrollarse han sido los que han mantenido su soberanía y han podido controlar sus sociedades internas y sus propios métodos de integración a los mercados internacionales más amplios. Los países que perdieron su soberanía no se desarrollaron. Lo que se les impuso ahora se llama neoliberalismo .

*Ingeniero agrónomo y sociólogo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.