LAS MEJORES GRÁFICAS PARA SU COMPUTADOR

LAS MEJORES GRÁFICAS PARA SU COMPUTADOR

Hace mucho tiempo que los computadores personales dejaron de ser máquinas aburridas, con pantallas de color verde o ámbar, que solo servían para hacer cálculos complicados y documentos bien presentados.

05 de agosto 2002 , 12:00 a. m.

Hace mucho tiempo que los computadores personales dejaron de ser máquinas aburridas, con pantallas de color verde o ámbar, que solo servían para hacer cálculos complicados y documentos bien presentados.

El PC de hoy es considerado una de las mejores herramientas de entretenimiento que existen, hasta el punto que se utiliza como reproductor de DVD, equipo de sonido o estación de juego.

Sin embargo, la mayoría de las aplicaciones relacionadas con gráficas y video requieren instrumentos que no siempre vienen incluidos en la configuración básica del computador y que son indispensables para mejorar su rendimiento.

De estos componentes, el más importante suele ser la tarjeta gráfica. Sin ella, el procesador del computador tendría que preocuparse por interpretar la información relacionada con las imágenes y videos, además de realizar todos los demás cálculos necesarios para ejecutar un programa.

Como consecuencia, el PC tardaría mucho tiempo en procesar la información de la película o el videojuego que se quiera disfrutar, por lo que la imagen se vería poco fluida y con baja calidad.

En resumen, las tarjetas gráficas se encargan de quitarle trabajo al procesador principal del computador para generar polígonos (las líneas de que se componen las imágenes digitales) y poner texturas al video.

De hecho, muchos programas se niegan a ejecutarse si no detectan una tarjeta de video especializada. Por eso, es necesario conocer estos elementos y aprender a identificar el que más se acomode a sus requerimientos.

Primero lo primero.

Aunque en el mundo de la informática la norma general es adquirir lo mejor que su presupuesto le permita comprar, sin más contemplaciones, es recomendable que cada usuario defina sus necesidades de procesamiento de imágenes antes de desembolsar el dinero.

Aquellos que trabajen con software de administración o de programación, por ejemplo, solamente necesitan una tarjeta aceleradora 2D (para imágenes en dos dimensiones).

Los fanáticos de los juegos, los diseñadores gráficos, los animadores y los adictos a las películas de DVD deben preferir un acelerador gráfico 3D (tres dimensiones).

Los aceleradores 2D operan sobre un estándar conocido como Vesa, que garantiza la compatibilidad entre todas las tarjetas. Los dispositivos 3D, por su parte, basan su funcionamiento en diferentes protocolos que requieren librerías de programación o API (por la sigla en inglés de Interfaces de Programación de la Aplicación) diseñadas para unificar su funcionamiento.

Las API más populares son OpenGL y DirectX. La primera de ellas, desarrollada por Silicon Graphics, ha sido adoptada por plataformas como Unix, Iris y Windows. DirectX, de Microsoft, se utiliza generalmente para juegos que corran sobre diferentes versiones de Windows.

La mayoría de usuarios solamente necesita una tarjeta capaz de operar sobre estos estándares, y prácticamente todos los productos disponibles en el mercado cumplen con dichas exigencias.

Selecciona y vencerás.

Como sucede con el PC, los aceleradores de video tienen capacidades de memoria diferentes, de las que depende gran parte de la efectividad del dispositivo.

Aunque 32 MB suele ser una cantidad suficiente para la gran mayoría de los usuarios, una memoria de 64 MB hará más eficientes los procesos de render, lo que se traduce en mayor calidad del video.

Mientras más memoria, más velocidad en el proceso. 128 MB es el tope de la mayoría de aceleradores gráficos comerciales.

Tarjetas como la serie GeForce (de Nvidia), son reconocidas por los expertos debido a la calidad de sus procesadores y componentes, por lo que son recomendadas para jugadores fanáticos y diseñadores en busca de alto rendimiento.

El precio de estos dispositivos puede alcanzar los 400 dólares (cerca de un millón de pesos), según su versión.

Tarjetas como la serie Radeon (de ATI) brindan considerables velocidades de procesamiento y render, y además resultan particularmente interesantes para usuarios que tengan aparatos de grabación y edición de video.

Tarjetas como Kairo y Hércules brindan adecuados soportes para la aceleración de procesos gráficos, pero su tecnología descansa sobre las capacidades de procesamiento de la CPU del computador, por lo que sus niveles de eficiencia no son tan altos como los de sus competidores.

Por su parte, dispositivos como los elaborados por Matrox, Creative y Guillemot brindan tiempos de respuesta y capacidades de memoria muy adecuadas para quienes buscan buen rendimiento en su DVD. No obstante, a la hora de soportar videojuegos, los componentes tardan mucho en completar su render.

El proceso.

Uno de los factores más importantes a la hora de seleccionar una tarjeta de aceleración gráfica es su procesador. Al igual que en un PC, este dispositivo administra el funcionamiento del componente.

En los dispositivos con soporte 2D, el procesador principal del computador envía al de la tarjeta un cálculo de la información gráfica que se va a ejecutar.

El chip analiza los datos recibidos, cuyos resultados son almacenados en la memoria de la tarjeta, desde donde se transmiten al monitor a través de un convertidor de memoria digital a análoga (Ramdac, por su sigla en inglés).

En los dispositivos 3D, la transmisión de datos se realiza de la misma forma que en sus similares bidimensionales, pero la generación y cálculo de imágenes (un proceso llamado render) se efectúa directamente en el chip de la tarjeta, sin participación del cerebro del computador.

Durante el proceso, la tarjeta aplica texturas a las gráficas y efectúa una serie de operaciones cuyo fin es mejorar la calidad del video.

En primer lugar, el procesador ordena a un componente, conocido como Buffer Z de compresión, que oculte las secciones de la imagen que no ve el usuario (la parte posterior de una esfera, por ejemplo), lo que aminora el peso del archivo y perfecciona la imagen.

Sin embargo, las gráficas resultantes suelen tener una apariencia cuadrada y poco realistas, por lo que el chip debe activar una acción denominada Sombreado de Gouraud, que redondea las figuras para darles profundidad.

Si se trata de animaciones, en las que cada parte de la composición debe moverse, se aplica al video una corrección de perspectiva, que orienta constantemente las texturas sobre los polígonos que forman las gráficas.

En ocasiones, es necesario que las imágenes deban acercarse o alejarse del observador, por lo que la tarjeta realiza mapas de toda la información, de manera que las texturas no cambien con la variación de distancia.

El toque final.

Finalmente, el dispositivo filtra las gráficas ya procesadas para disimular las imperfecciones de las texturas, los polígonos y las uniones. Esta parte del proceso consume grandes cantidades de memoria, por lo que las tarjetas especializadas en juegos cuentan con mecanismos exclusivos para esta tarea.

En resumen, tenga en cuenta que cada producto disponible en los almacenes especializados de tecnología ha sido diseñado para un tipo de público específico. Identifique los usos que da a su computador y embárquese en la compra de un acelerador.

EL PUERTO TAMBIEN CUENTA.

Usualmente, los componentes internos de un computador, como el módem o la tarjeta de sonido, se conectan a un tipo de puerto estándar llamado PCI, que tiene un ancho de banda (la velocidad con que se transportan los datos) de 133 megabits por segundo.

Para mejorar el rendimiento de las aplicaciones gráficas, el fabricante de procesadores Intel desarrolló una interfaz especializada llamada AGP (puerto de gráficas aceleradas), que duplica esta velocidad o la amplía hasta 1.07 gigabits por segundo.

El puerto AGP se comunica directamente con la memoria principal del computador y mejora el rendimiento en aplicaciones como juegos, programas de diseño, edición de video, procesamiento de imágenes.

Si su computador tiene un puerto AGP (lo cual no sería extraño, si se tiene en cuenta que apareció en 1997), aproveche sus características y compre una tarjeta que se pueda conectar a través de esta interfaz.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.