LA SENCILLEZ DE CANIZALES

LA SENCILLEZ DE CANIZALES

Si le pagaran por entrenar y correr, Wilson Canizales, ya tendría una considerable fortuna, que igual se la gastaría en ropa y en ayudar a su familia. Le gusta estar al día, aunque reconoce, que si llegase la moda de la falda para los hombres, como en algunos países de Europa, el año pasado, nunca la usaría porque eso no va con mi estilo de vida .

05 de enero 1993 , 12:00 a.m.

Canizales es de aquellos deportistas que no han tenido mucha figuración a pesar de los registros que ha conseguido en sus diez años como atleta. Este tulueño, nacido el 23 de abril de 1965, posee el récord nacional en los 400 y 200 metros y en el relevo de 4 x 100. He evolucionado y mi objetivo en el 93 es correr los 800 metros planos. Considero que puedo conseguir buenos resultados en esa distancia .

Los registros de Canizales hablan por él. Al menos, en los 400 metros paró el cronómetro en 45 segundos y 84 centésimas; en los 200 impuso 20.7 y en la posta, integrada por Fernando Arroyo, John Mena, Robinson Urrutia y él, registraron 39.84.

Por esta circunstancia se le considera, a pesar de sus 27 años, como una de las esperanzas de Colombia para los Juegos Olímpicos de Atlanta, Estados Unidos, en 1996. Wilson es un deportista disciplinado. Ha mejorado en lo aeróbico. Consume, en oxígeno, un total de 64 mililitros y esto, con los 69 kilos de peso que tiene, le favorecen para los 400 metros. Se le harán pruebas para ver como responde en 800 , expresa Antonio Florián, técnico de atletismo.

Conoce a Moscú, Tokio, Lisboa, Madrid, Barcelona y varias ciudades de Suramerica. Hace poco Canizalez terminó su bachillerato en el colegio Panamericano. Ahora busca seguir una carrera universitaria y su anhelo es convertirse en comunicador social.

Así es Canizales. Un atleta que goza con los comics que salen publicados en los periódicos o cuando ve, en la televisión, a Los Simpsons pero eso sí, a la hora de gastar, analiza cada peso que invertirá. Ya inicié mi etapa de preparación con miras a los próximos compromisos internacionales. Por eso, en las vacaciones decembrinas, trabajé en la pretemporada que es la más díficil para todo deportista. Afortunadamente cuento con el apoyo de Dyefyn Sport, una empresa que produce productos dieteticos para los deportistas .

Desde que nació, su afición ha sido la práctica del deporte. Antes fue basquetbolista pero por su velocidad, en Bogotá, su entrenador, Ernesto Baracaldo, le recomendó que sus condiciones eran de atleta. Desde entonces han transcurrido diez años.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.