JUEGOS PERVERSOS DE LA INFANCIA

JUEGOS PERVERSOS DE LA INFANCIA

Nadie más cruel y perverso que un niño. La sentencia, que pareciera un atrevido postulado tiene mucho de verdad si nos fijamos en aquellos juegos infantiles en los que los pequeños sin pelos en la lengua expresan lo que quieren o lo que no les gusta y se burlan sin misericordia de sus propios compañeros.

20 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

Nadie más cruel y perverso que un niño. La sentencia, que pareciera un atrevido postulado tiene mucho de verdad si nos fijamos en aquellos juegos infantiles en los que los pequeños sin pelos en la lengua expresan lo que quieren o lo que no les gusta y se burlan sin misericordia de sus propios compañeros.

Ubú rey: los polacos está ambientada en ese mundo de juegos irónicos y siempre honestos de los niños. Ese es el montaje que a partir de hoy se verá en el Teatro Colón y que trae el grupo esloveno Mladinsko, uno de los preferidos por los espectadores del Iberoamericano y que ha estado en cuatro encuentros anteriores.

Quién no recuerda la fabulosa Sheherezada (1992) y el atrevido Roberto Zucco (1996). Pues esta vez, dirigido por Vito Taufer (Sueño de una noche de verano, en el festival pasado), se pone en escena al autor francés del Teatro del Absurdo Alfred Jarry; de la manera lanzada que Mladinsko acostumbra.

Colores estridentes, transgresión de los códigos teatrales, música contemporánea y actuaciones cargadas son lo que siempre nos muestran los eslovenos; un grupo que en su propio nombre define su intención (Mladinsko es una palabra eslovena que significa teatro de los jóvenes).

Ubú rey, que se estrenó en 1896, fue la pieza precursora del surrealismo y de ese exacerbado humor negro que caracteriza al Teatro del Absurdo y que más tarde seguirían autores como Samuel Beckett, Ionesco y Fernando Arrabal.

La obra cuenta sobre un rey tirano y, según los biógrafos de Jarry, estaría inspirada en una secreta venganza del autor contra un antiguo y grotesco profesor que le produjo terror durante la juventud. El montaje que veremos, es la primera parte de tres que Mladinsko espera realizar y se estrenó el pasado 8 de febrero en Ljubljana, la capital de Eslovenia.

Según Primoz Vitez, dramaturgo del grupo, la obra es una lección de vida: En un mundo de adultos, el arte es el único que permite ver las cosas de manera infantil .

Vitez, con 35 años, pertenece a esa joven generación de ex yugoslavos que aunque no se lamentan de la separación de su país, si reconocen la ausencia de una pluriculturalidad y mestizaje que antes era más evidente, cuando Yugoslavia existía. La combinación era más interesante. Hoy se da poco apoyo a la cultura alternativa y a lo popular .

La obra cuenta con 13 personas en escena, entre ellos un pianista que interpreta composiciones del francés Erik Satie. Después de hacer la obra -agrega Primoz- duele más ver que el mundo no funciona de esa manera sencilla, como la mentalidad de los niños .

FOTO/Archivo particular.

Ubú rey fue estrenada originalmente en 1896, en Francia.

FOTO.

Primoz Vitez, dramaturgo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.