STOIBER, EL BÁVARO QUE AMENAZA A SCHROEDER

STOIBER, EL BÁVARO QUE AMENAZA A SCHROEDER

Hace tres años y medio, en julio de 1999, Edmund Stoiber aseveró en una entrevista: es más fácil que me convierta en entrenador de la liga de fútbol, que llegue a ser Canciller .

19 de septiembre 2002 , 12:00 a.m.

Hace tres años y medio, en julio de 1999, Edmund Stoiber aseveró en una entrevista: "es más fácil que me convierta en entrenador de la liga de fútbol, que llegue a ser Canciller".

En ese momento, la Unión Cristianodemócrata (CDU), que gozaba aún de la gloria por ser artífice de la reunificación alemana, daba por descontado que Angela Merkel, la hija política de Helmut Kohl sería la carta a jugar contra Gerhard Schroeder.

Cuatro meses más tarde, sin embargo, el escándalo por el descubrimiento de infinidad de "cuentas negras" de la CDU, que violaban las leyes de financiación de partidos, enlodó el nombre de Kohl (el gigante político que gobernó por 16 años y hasta 1998) y su partido se sumió en una crisis sin precedentes.

Los conservadores, entonces, sin un candidato que diera la talla para medirse contra el socialdemócrata Schroeder en las elecciones del próximo domingo , fijaron los ojos en la provincia y en particular en Stoiber, de la Unión Social Cristiana (CSU) que ha gobernado el poderoso estado de Bavaria desde hace 50 años.

En esas tierras del sur, donde viven 10 de los 82 millones de alemanes, nació Edmund el 28 de septiembre de 1941, se graduó como abogado en la Universidad de Munich y ocupó todo tipo de cargos de importancia en la región (desde 1993, el de ministro presidente de Bavaria).

Su aspiración a la Cancillería se sustenta en los principios de su partido: "popular de centro, que acentúa los valores cristianos fundamentales" (ver recuadro).

Con el despliegue de una impresionante maquinaria política para arrinconar a Schroeder por no haber reducido el empleo, Stoiber lideraba con holgura las encuestas hasta que llegaron las inundaciones y los planes de Bush de atacar a Irak.

El periódico Die Zeit escribió en junio: "Stoiber no está hecho para las situaciones de emergencia, sino para el cumplimiento de reglas y planes trazados con anticipación". En efecto, el candidato apareció en la zona inundada vestido de saco y corbata y dispuesto a dar una rueda de prensa con todas las de la ley.

"No tenemos en este momento infraestructura ni tiempo para atender a los damnificados", se quejó por televisión y quedó mal parado en comparación con Schroeder, su contrincante, a quien los alemanes vieron en la pantalla vestido de impermeable y botas pantaneras, apersonándose de la situación y sin hacer ninguna proclama electoral.

En el manejo del caso Irak, Stoiber ha sido evasivo y ha decidido acusar a Schroeder de poner en peligro las relaciones con E.U. Gunther Meinhold, politólogo del Instituto Iberoamericano de Berlín, lo resume así: "Quien no sepa interpretar el deseo de los alemanes de no vivir más guerras ni contribuir a que las haya, va en contravía de la historia y del sentimiento popular. Eso, en época de elecciones, puede ser fatal".

A pesar de todo, Stoiber parece revivir. Dos sondeos conocidos ayer le dan un empate técnico con Schroeder para las elecciones de este domingo: 37,3 contra 37 y 38 contra 40 por ciento, respectivamente.

Tradición y familia.

Las propuestas centrales de la coalición de Edmund Stoiber son la reducción del gasto público, la ampliación del sistema laboral de baja remuneración y la eliminación del impuesto ecológico (plan bandera del gobierno Schroeder).

Propone mantener las clases de religión y el concepto de familia tradicional, mediante un "subsidio familiar" que reemplazaría el "subsidio a hijos menores y mayores de edad" que se otorga sin tener en cuenta el estado civil de los padres o su orientación sexual (Stoiber presentó un recurso ante los tribunales contra la ley que permite el matrimonio entre homosexuales).

Es partidario del endurecimiento de las ya severas normas de inmigración. Este país, dijo, "apenas puede" con los 7,3 millones de extranjeros que ya tiene. Permitir más inmigrantes, añadió, significaría "la entrada de nuevos problemas" .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.