TRASPASO DE FONDOS BAJO LA LUPA EN ARGENTINA

TRASPASO DE FONDOS BAJO LA LUPA EN ARGENTINA

Una investigación sobre un exclusivo banco argentino en el que son accionistas Credit Suisse Group, Dresdner Bank AG y J.P. Morgan Chase & Co. ha puesto el foco sobre el enrarecido mundo de los banqueros argentinos, su muy politizado sistema judicial y la furiosa necesidad de los argentinos de culpar a alguien del actual desastre económico del país. Una investigación sobre un exclusivo banco argentino en el que son accionistas Credit Suisse Group, Dresdner Bank AG y J.P. Morgan Chase & Co. ha puesto el foco sobre el enrarecido mundo de los banqueros argentinos, su muy politizado sistema judicial y la furiosa necesidad de los argentinos de culpar a alguien del actual desastre económico del país.

22 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

Una investigación sobre un exclusivo banco argentino en el que son accionistas Credit Suisse Group, Dresdner Bank AG y J.P. Morgan Chase & Co. ha puesto el foco sobre el enrarecido mundo de los banqueros argentinos, su muy politizado sistema judicial y la furiosa necesidad de los argentinos de culpar a alguien del actual desastre económico del país.

Una investigación sobre un exclusivo banco argentino en el que son accionistas Credit Suisse Group, Dresdner Bank AG y J.P. Morgan Chase & Co. ha puesto el foco sobre el enrarecido mundo de los banqueros argentinos, su muy politizado sistema judicial y la furiosa necesidad de los argentinos de culpar a alguien del actual desastre económico del país.

El caso también pone en duda la seguridad jurídica para las empresas extranjeras y locales, que se ha convertido en uno de los temas de discusión en las negociaciones entre Argentina con el FMI.

El caso gira en torno a los hermanos Carlos y José Rohm, cuya vida profesional ha girado alrededor del Banco General de Negocios SA, un banco mayorista que apunta a la clase alta de Argentina. Credit Suisse, Dresdner y J.P.Morgan controlan en conjunto el 78% de BGN. Los hermanos Rohm tienen una participación del 19% en el banco, aunque controlan más del 50% de los derechos de voto.

Carlos Rohm fue detenido el 23 de enero mientras subía a un avión con destino a Zurich para asistir a una reunión del directorio de BGN. José Rohm se había ido más temprano para la misma reunión. El juez lanzó también una orden de arresto para José que ahora se encuentra en EE.UU. Una vocera del Departamento de Justicia de EE.UU. no quiso hacer comentarios sobre la situación de la orden de arresto. No se ha acusado a los bancos extranjeros de ninguna irregularidad.

La acusación más polémica que pesa sobre Carlos es la de subversión económica , un mecanismo legal raramente utilizado que se remonta a los años de la dictadura militar de Argentina.

Carlos es acusado de liderar una compleja organización que ayudó a los clientes a sacar fondos de Argentina, con rumbo a Uruguay aun después de que el gobierno impuso en diciembre el control sobre el movimiento del dinero en las cuentas bancarias.

Credit Suisse, Dresdner, J.P. Morgan Chase y los hermanos Rohm también controlan dos instituciones financieras uruguayas (Banco Comercial SA, el mayor banco privado y Compañía General de Negocios SA).

La salida sistemática de fondos, según el juez que investiga la causa, hirió casi de muerte al sistema bancario de Argentina y contribuyó al colapso económico del país. Carlos enfrenta también otro cargo por asociación ilícita .

La puesta en práctica de la ley de subversión económica ha generado preocupación entre los banqueros, que dicen que esta norma es usada por los jueces para convertirlos en chivos expiatorios del colapso económico del país.

Duhalde dijo el martes que planeaba realizar cambios en la ley de subversión económica que data de 1974, que describió como tan amplia que genera inseguridad jurídica .

La diputada Graciela Ocaña, que es una activa congresista en las investigaciones sobre supuestas operaciones de lavado de dinero y otras irregularidades bancarias, dice que el supuesto modus operandi de BGN fue común al de otros muchos bancos argentinos. Hay un banco oficial, y luego hay otro por detrás que participa en lavado de dinero, contrabando y evasión de impuestos , dice la diputada.

Carlos niega todos los cargos. En una declaración presentada ante el juez, dice que la pequeña cuota de mercado en Argentina (menos del 1% del total de los depósitos del sistema bancario) difícilmente podría dañar a todo el sector bancario y menos a la economía en su totalidad. Carlos dice que no se realizó ninguna transferencia de fondos después de diciembre, cuando se puso en práctica el control sobre los capitales. Los depósitos bancarios en Argentina cayeron un 20%, a US$67.000 millones, durante 2001 por la creciente crisis política y económica.

Antes de diciembre no había restricciones para el movimiento de dinero al exterior. Si alguien tuviera que ser acusado de subversión económica, dicen los banqueros, son los funcionarios argentinos que desde diciembre han sido los culpables de la devaluación de la moneda, la declaración de incumplimiento de pagos, el congelamiento parcial de las cuentas bancarias y una recesión que parece interminable.

La jueza que investiga el caso, María Servini de Cubría, sabe de escándalos. Fue duramente criticada por su proximidad al gobierno de Menem durante los 90, y ha intentado recuperar su prestigio en los últimos años al ser parte de las causas más sonadas. Mientras investiga a los hermanos Rohm, también está analizando los supuestos excesos de la policía durante las manifestaciones callejeras de diciembre pasado que dejaron un saldo de más de 20 muertos y la renuncia del presidente Fernando de la Rúa. CRONICA DE UN ESCANDALO Repercusiones de la pesquisa sobre el Banco General de Negocios - Enero 23: Carlos Rohm es detenido en una pesquisa judicial de lavado de dinero. - Enero 28: J.P. Morgan Chasedice que José Rohm le hanformado (y también a los otros socios de ese banco, CreditSuisse Group y Dresdner Bank)que Carlos Rohm ha cometidoun fraude de US$250 millones.José Rohm niega haber hechotal afirmación. - Febrero 20: Se prohíbe a los jefes de 5 de los mayores bancos de Argentina abandonar el país como parte de otra indagación judicial de lavado de dinero. - Marzo 6: Carlos Rohm es acusado formalmente bajo la ley argentina de subversión económica. También encara cargos de asociación ilícita. - Martes pasado: El presidente Eduardo Duhalde ordena al ministro de Justicia iniciar modificaciones a la ley de subversión económica.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.