SE BUSCAN CINCO MIL MILLONES

SE BUSCAN CINCO MIL MILLONES

Un nuevo rumbo tomó el escándalo por la pérdida de 2.259 millones de pesos que la Universidad de los Llanos (Unillanos) consignó a nombre del Seguro Social, en varios bancos de Villavicencio por concepto de aportes, entre los años 1996 y 2000.

22 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

Un nuevo rumbo tomó el escándalo por la pérdida de 2.259 millones de pesos que la Universidad de los Llanos (Unillanos) consignó a nombre del Seguro Social, en varios bancos de Villavicencio por concepto de aportes, entre los años 1996 y 2000.

Para recuperarlos, el ex presidente del Consejo Superior de la Unillanos Jesús Antonio Rojas Basto presentó ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca una acción popular cuyo propósito es obligar al Seguro Social a recuperar unos cinco mil millones de pesos, teniendo en cuenta capital e intereses de mora por dichos pagos.

El abogado Rojas Basto, quien presentó esa acción jurídica a título personal, sostiene que existiendo sendos convenios entre el Seguro Social y la Unillanos se está omitiendo el juramento de todo servidor público de cumplir y hacer cumplir la ley, pues ese instituto dejó transcurrir dos años sin exigirle a los bancos la entrega del dinero y se amenaza vulnerar en mayor extensión el derecho a la seguridad social de todos los servidores públicos de la universidad, dice.

La acción popular busca, así mismo, solucionar el problema de unos 300 trabajadores de la Unillanos afiliados al seguro, quienes buscan a través de acciones de tutela, procedimientos ordinarios y ejecutivos, solución al no pago de sus aportes y de la pensión de sobrevivientes o de vejez a las que legalmente tienen derecho.

Incluso, en el Juzgado Cuarto Penal del Circuito de Villavicencio cursa un proceso penal contra dos ex empleados bancarios por la pérdida de esos recursos, sin que del resultado del mismo se logre recuperar la suma citada.

Cuando se perdió ese dinero el Seguro Social tenía convenios de prestación de recaudo y depósito de aportes con las siguientes entidades financieras: Granahorrar, Banco Mercantil de Colombia, Caja Agraria, Corpavi, Banco Central Hipotecario y Upac Colpatria.

De igual forma, el Seguro Social adelanta un proceso de cobro coactivo contra la Unillanos por los mismos hechos, buscando, según Rojas Basto, que la universidad haga un nuevo pago, hecho que en su sentir es equivocado si se tiene en cuenta que los recursos se encuentran en los bancos y el seguro debe pagar el 15 por ciento a los asesores externos que hacen estos cobros.

Por lo anterior, la acción popular busca que el Seguro Social haga cumplir los convenios con las entidades bancarias, cobre los recursos perdidos, más los intereses moratorios y las multas consignadas en cada unos de los convenios a favor del Seguro Social, o que procesa con la mayor brevedad a iniciar las acciones jurídicas pertinentes contra las entidades bancarias respectivas.

ADMITEN LA ACCION.

La acción popular fue presentada el 1 de marzo pasado en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, pues la sede principal del Seguro Social está ubicada en Bogotá.

La misma fue admitida el 7 de marzo siguiente por la sección segunda de esa corporación, cuya ponente la magistrada Martha Betancur Ruiz ordenó notificar de la misma al Seguro Social y a la Contraloría General de la República.

El Tribunal también dispuso comunicar de la acción popular al Ministerio Público y a la Defensoría del Pueblo regional Bogotá.

FOTO.

Jesús Antonio Rojas Basto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.