EN LAS MANOS DE BRASIL

EN LAS MANOS DE BRASIL

La ansiedad que ronda a Brasil tiene pocos antecedentes en la historia. Ya hoy se jugó su futuro en materia futbolística, pero aún le queda pendiente su destino en la estantería que soporta todas las demás alegrías: la economía. (VER GRAFICO: LAS CIFRAS DE AMERICA LATINA (%) - COSTO DE LA DEUDA - DEVALUACION)

30 de junio 2002 , 12:00 a. m.

La ansiedad que ronda a Brasil tiene pocos antecedentes en la historia. Ya hoy se jugó su futuro en materia futbolística, pero aún le queda pendiente su destino en la estantería que soporta todas las demás alegrías: la economía.

(VER GRAFICO: LAS CIFRAS DE AMERICA LATINA (%) - COSTO DE LA DEUDA - DEVALUACION).

Se espera que hoy, el favorito para ganar las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo en octubre, el candidato del Partido de los Trabajadores (PT), Luiz Inácio Lula da Silva, revelará su plan de Gobierno.

Es algo que tal vez no dice mucho para los amantes del fútbol, pero que lo dice todo para los seguidores de las ciencias económicas.

El liderazgo de Lula ha puesto a Brasil en la mira. Los mercados internacionales creen que, de llegar a la presidencia, no continuará con el ajuste de las finanzas públicas y el país tendrá que acudir a una moratoria en los pagos de su deuda externa, lo mismo que debió hacer Argentina a comienzos de este año.

El plan de gobierno del candidato del PTpodrá agravar o atenuar esas angustias. Todo depende del grado de compromiso que demuestre con el ajuste. Ya ha dicho que lo está, pero el mercado no le cree del todo.

El diario brasileño Folha citó recientemente una frase del inversionista George Soros que puso a temblar a más de uno: Los mercados piensan que Lula declarará moratoria de la deuda. Se previenen apostando contra Brasil y su moneda. Con ello la situación se deteriora tanto, que si Lula asume el poder no podrá pagar .

Las palabras cesación de pagos o default comenzaron a hacer carrera hace unos días. Hay un riesgo de default. La base de inversionistas está más nerviosa por temor de que se cumpla la Ley de Murphy, como fue el caso de Argentina , dijo por ejemplo Arturo Porzecanski, economista jefe de mercados emergentes para ABN Amor Bank, citado por el Wall Street Journal.

A la par que llegaron frases como esa, la pasada fue una semana de extrema agitación para Brasil, al punto de que su moneda (el real) llegó a la más baja cotización histórica el miércoles (2,88 por dólar), acumulando una devaluación de 20 por ciento en el año.

La devaluación del real, unida a tasas de interés elevadas, han provocado una brusca subida de la deuda pública, que aumentó del 38 por ciento del PIB hace cuatro años, cuando fueron las últimas elecciones, a casi un 55 por ciento hoy. Y es de ahí de donde surgen los temores de un default.

El punto débil es la altísima necesidad de financiamiento externo de ese país, por las amortizacioones de deuda que tiene que pagar por año. Como dice el ex ministro de Hacienda y ex candidato presidencial Juan Camilo Restrepo, lo que preocupa no es tanto el nivel de la deuda, sino los vencimientos. Cada 11 meses tienen que rotar su deuda, mientras que por ejemplo en Colombia es cada tres o cuatro años .

La turbulencia obligó el viernes a las autoridades a revisar sus proyecciones para este año: la meta de crecimiento pasó de 2,5 a 2 por ciento. La de inflación, del 4,4 al 5,5 por ciento, interpretada como un mensaje de que el Banco Central puede aprovechar para bajar las tasas de interés, lo que aliviaría el costo de la deuda.

Temor por contagio.

Detrás de todo, el lío es que de Brasil depende en buena medida el futuro de América Latina. Ya la región se logró salvar del contagio que habría podido generar la crisis en Argentina, pero sería muy difícil que lo hiciera con una cesación de pagos en Brasil. Como dice Alberto Bernal, analista de la firma IdeaGlobal en Nueva York, si Brasil cae, se cierra el acceso al crédito para los mercados emergentes .

Lo peor es que ya la palabra contagio comenzó a sonar en varios escenarios. Y como dice Restrepo, puede estar ocurriendo como pasa con una gripa: primero se ven solo los síntomas .

Por ahora la situación ha aumentado el costo de pedir préstamos. El costo de la deuda de los países de la región, que se refleja en los spreads (puntos básicos sobre los bonos del Tesoro de Estados Unidos) de los más grandes mercados del área muestran una tendencia generalizada al alza. En las dos últimas semanas, su nivel ha aumentado en promedio 175 puntos básicos (ver gráfico). Colombia se ha logrado salvar, con un aumento de solo 6 puntos básicos.

Además, durante las últimas dos semanas, las distintas monedas se han venido devaluando (ver gráfico). Venezuela y Brasil muestran las mayores devaluaciones de sus monedas: 11 y 6 por ciento respectivamente, entre junio 10 y 20. Colombia refleja un 2,5 por ciento, una de las más bajas junto con México, del 1,9 por ciento.

Esto ocurre justo cuando las cifras no son alentadoras: el PIB de la región creció apenas 0,5 por ciento en el 2001, según la Comisión Económica para América Latina y e Caribe (Cepal). Para este año se espera un crecimiento nulo o por mucho del 1,1 por ciento.

Para otros, sin embargo, el riesgo de contagio no es hoy tan grave, porque la mayoría de los mercados emergentes ya han abandonado los tipos de cambio fijo, dándoles a las economías mayor flexibilidad.

De todas maneras, los inversionistas analizan con más cuidado el riesgo de invertir en la región, peor aún aquellos que perdieron millones en Argentina.

Se oyen voces.

Sea como sea, y especialmente por aquello que ocurre en Brasil, la semana pasada hubo varios pronunciamientos sobre el riesgo de un contagio, que prenden las alarmas.

La cumbre del Grupo de los Ocho en Canadá puso sin querer el dedo en la llaga, al declarar su apoyo a las economías emergentes, incluidos Brasil y otros de América Latina .

El presidente de México, Vicente Fox, sostuvo que "de alguna manera comienza a tener algún efecto la situación de Argentina y Brasil", aunque México tenga ahora una "situación de estabilidad".

En Colombia, el ministro de Hacienda, Juan Manuel Santos, dijo que aunque milagrosamente la turbulencia no nos ha tocado, la economía colombiana puede verse contaminada por los efectos de la crisis en países de la región .

En su opinión, detrás de todo hay una falta de gobernabilidad en las distintas naciones . Juan Camilo Restrepo comparte su percepción: En todos los países hay un trasfondo político para explicar la situación , dice.

De hecho, así ocurre en Brasil, en Venezuela, en Perú, en Ecuador y en Argentina, cuya problemática se agravó el año pasado por un tema de gobernabilidad: el ex presidente Fernando De La Rúa no logró que el Congreso le aprobara su paquete económico.

Hoy, Argentina no logra levantar cabeza. En el primer trimestre del año la economía cayó 16 por ciento y para todo el 2002 se espera un desplome entre el 10 y 12 por ciento del PIB. La inflación, por su parte, sigue desbocada y podría superar el 60 por ciento.

El presidente, Eduardo Duhalde, le solicitó el viernes al director del Fondo Monetario Internacional (FMI), Horst Koehler, que defina si el organismo tiene voluntad o no de otorgar un auxilio financiero a Argentina. La situación es grave y necesito tomar decisiones urgentes , le dijo.

La premura obedece a que el 15 de julio Argentina podría entrar en mora con los organismos multilaterales, si no cancela vencimientos por unos 1.700 millones de dólares.

Argentina declaró en diciembre el default de su deuda con los acreedores privados por 100.000 millones de dólares y lo mismo podría ocurrir con otros 41.000 millones con los organismos multilaterales, si el FMI no le concede da la mano.

Para acabar de completar el riesgo de contagio que significa Brasil para América Latina, el presidente español, José María Aznar, dijo el viernes que si el FMI no ayudaba a Argentina, podrían haber determinados efectos contagio bien del tipo económico, bien del tipo político, que son altamente indeseables .

Como si fuera poco, el analista en jefe para América Latina de IdeaGlobal, Ricardo Amorín, llamó la atención sobre otro riesgo: La crisis de confianza que se ha generado por los escándalos en Estados Unidos (ver recuadro) puede afectar el crecimiento de la economía norteamericana, de la cual dependen las de América Latina. Pero además, generaliza la aversión al riesgo por parte de los inversionistas.

LOS CANDIDATOS DE BRASIL.

A las elecciones de Brasil en octubre llegarán cuatro aspirantes.

El ex líder sindical del Partido de los Trabajadores, Luiz Inácio Lula da Silva, con 38 por ciento de intención de voto; el oficialista del Partido de la Social Democracia Brasileña, delfín del hoy presidente Fernando Henrique Cardoso, José Serra, con 21 por ciento; el ex ministro de Hacienda del Partido Popular Socialista (PPS), Ciro Gómes, con el 16 por ciento y el ex gobernador de Río del Partido Socialista Brasileño (PSB), Anthony Garotinho, con el 11 por ciento.

VUELVE Y JUEGA?.

El mayor temor de los analistas es que América Latina vuelva a vivir una crisis similar a la más grande de su historia reciente: la de los años 80.

Por lo pronto, ya se habla de la tercera época de incertidumbre y bajo crecimiento que la región atraviesa en menos de una década. Las anteriores tuvieron lugar en 1995 y entre 1998-1999.

La de 1995 comenzó en México y su transmisión se dio por la vía financiera. La devaluación del peso mexicano, en diciembre de 1994, provocó salidas de capital en varios países y la suspensión del financiamiento externo. Además de México, los países afectados fueron Argentina y Uruguay.

La segunda fue consecuencia de las perturbaciones financieras en Asia, que se acentuaron con la moratoria y devaluación adoptadas en Rusia en agosto de 1998. La crisis se profundizó en 1999, dejando un legado de inestabilidad financiera del que aún no ha sido posible salir totalmente.

FOTO.

El candidato de izquierda a la presidencia de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, no ha logrado despejar los temores de los inversiones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.