UNA PASIÓN EN SU MÁXIMA POTENCIA

UNA PASIÓN EN SU MÁXIMA POTENCIA

Quién dijo que un vehículo no tiene la capacidad de despertar pasión y de alborotar los sueños más íntimos de quienes se atreven manejarlo? El Camaro RS 67 es una muestra de lo que puede despertar un auto.

23 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

Quién dijo que un vehículo no tiene la capacidad de despertar pasión y de alborotar los sueños más íntimos de quienes se atreven manejarlo? El Camaro RS 67 es una muestra de lo que puede despertar un auto.

Su dueño, el ingeniero industrial Héctor Suárez, recuerda el instante en que El Camaro lo flechó. "Fue pura casualidad. Cierto día, pasaba por el frente de la bodega de un viejo empresario de transporte cuando lo vi. Me percaté de que lo estaba vendiendo y le pedí que me esperara hasta el lunes siguiente para reunir la plata.

Desde entonces no ha dejado de consentir esta joya de la ingeniería automotriz que se ha convertido en su vehículo de diario .

Un carrazo!.

Al momento de ingresar se inicia la aventura que significa apreciar este Camaro RS 67 que muestra, en su interior, una tapicería muy bien conservada.

Allí se destacan el radio original con banda AM y el rallye pack, que consta de cuatro indicadores de aceite, temperatura, gasolina y revoluciones, respectivamente, exclusivos para esta referencia.

Una vez sentados y abrochados los cinturones originales de fábrica, un sonido ronco y muy deportivo indica que su motor V8 de 327 pulgadas y 275 caballos está listo para trabajar.

El Camaro RS fue fabricado por la Chevrolet para competir con el Ford Mustang. Por eso es muy brioso y cruza a la perfección.

"Yo les recomiendo a quienes tienen un viejito bien tenido que lo consientan; esto significa reponerle aquellas piezas que estén en regular estado, lubricarlo a tiempo, solucionarle los daños para no tener que restaurar piezas y, sobre todo, andarlo con mucha prudencia".

EL COME-MUSTANGS.

Cuando la General Motors se dio cuenta de que las ventas del Ford Mustang sumaban las 100 mil unidades al año y que, comparativamente, su modelo Convair no estaba equipado para derrotarlo, decidió fabricar un auto más musculoso, con un potente motor delantero y líneas más agresivas.

Así nació, en 1967, el Camaro, nombre derivado del francés comrade (compañero), un carro totalmente nuevo, con estilo suave y esbelto, a cuya primera generación corresponde el que presentamos en esta edición.

Desde entonces, el Chevrolet Camaro fue considerado un come-mustangs, gracias a su potente motor y sus novedosos accesorios, como frenos de disco y caja de cuatro velocidades.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.